"Las tasas cortas llegarán a 4,75%"

Opiniones

(El periodista dialoga con el especialista en mercados internacionales personificado como Gordon Gekko de la película «Wall Street». Según su opinión, las tasas cortas llegarán a 4,75% luego de un retoque de un cuarto de punto. Además, explica que Bernanke necesita construir su propio liderazgo y es en este contexto que se realizará una revisión completa de los miembros del Comité de Mercado Abierto y se unirán otros nuevos: Randall Krozsner y Kevin Warsh.)

Periodista: Hasta dónde llegará la Fed en su empeño por ajustar las tasas de interés es todavía un interrogante, y el discurso de Ben Bernanke en el Club Económico no disipó la incertidumbre...

Gordon Gekko: No espere que Bernanke fije una posición pública novedosa antes de tomar contacto con el Comité de Mercado Abierto, reunión que se celebrará la semana próxima.


P.:
¿Hay que dar por hecho el desenlace?

G.G.: Eso pienso. Un retoque de un cuarto de punto que deje las tasas cortas en 4,75%.


P.:
La clave residirá en el comunicado oficial, ¿no es cierto?

G.G.: La reunión iba a durar un solo día conforme al calendario original, y si se extiende por dos jornadas sería interesante. Que Bernanke haya sido gobernador de la Fed desde 2002 hasta junio de 2005 nos dice que no habrá que perder tiempo en explicarle la rutina o dónde están los timbres.


P.:
¿Quizás la idea sea la de empaparse con la información minuciosa y actualizada que maneja la Fed?

G.G.: Quizás, pero no se olvide que Bernanke conoce también la agenda del día a día, ya que viene de comandar el Consejo de Asesores Económicos del presidente Bush. El no se desconectó nunca, pasó de la Fed al Consejo y ahora vuelve a la Fed. Además, recuerde que sabe de teoría y praxis monetaria como pocos. Por eso creo que habrá una revisión completa de las posiciones de cada miembro -lo que en aviación se denomina un «overhaul»-, con el ánimo de lograr una adecuada puesta a punto de este nuevo Comité de Mercado Abierto.

P.: ¿Nuevo? Se fue Greenspan y entra Bernanke.

G.G.: Eso no es todo. Hay dos miembros que se estrenarán la semana próxima junto con Bernanke: Randall Krozsner y Kevin Warsh. El primero es un experto en temas monetarios y el segundo es un joven abogado con buenas conexiones políticas, un excelente matrimonio, pero con un perfil que luce todavía difícil de encuadrar. A su vez, Roger Ferguson -quien presentó su renuncia- se excusará de asistir, como es costumbre. Cuando se cubra su asiento, un tercio del comité estará integrado por gente que no habrá participado de la reunión de la Fed de enero.


P.:
Cabe pensar que Bernanke -en este «overhaul»- aportará ideas de su propio cuño, ¿no?

G.G.: Sería una sorpresa que no lo hiciera. Nuevas ideas o nuevas interpretaciones de los fenómenos en curso. Después de todo, él introdujo la explicación sobre por qué las tasas de largo plazo se han mantenido en niveles tan bajos.


P.:
Y, en el Club Económico, también explicó por qué piensa que las tasas de largo plazo pueden ser menores que las cortas sin que ello señale el peligro de una recesión...

G.G.: Yo creo que la idea central de Bernanke será labraruna zona básica de consenso. Necesita sopesar las distintas posiciones, hacer conocer cuáles son sus preferencias y establecer una pauta de acción que puedan suscribir -idealmente- todos.


P.:
Pero las decisiones no las toma el titular de la Fed sino que se aprueban por mayoría.

G.G.: No se olvide que estamos en una fase de transición. Bernanke necesita construir su propio liderazgo y por ello precisa que el comité se expida por unanimidad, lo cual es enteramente factible. Temas que para Bernanke son muy convenientes, pero que no convencen a todos -como migrar el manejo de la política monetaria hacia un enfoque de metas de inflaciónclaramente no formarán parte de la agenda inicial.


P.:
Los inversores quieren saber si la Fed se detendrá en 5% o si seguirá su ruta hasta 5,50%. Uno escucha a Janet Yellen (de la Fed de San Francisco) o a Cathy Minehan (Boston) y piensa que hay un mensaje subliminal de pisar el freno mucho antes que cuando le presta atención a las palabras de William Poole (Saint Louis). ¿Bernanke deberá cesar allí?

G.G.: Cárguele esta incertidumbre -y su persistenciaa la cuenta de la transición de Greenspan a Bernanke. Este no es un tema que la Fed deba resolver ahora, es un tema para definir recién en junio. Hemos viajado desde un umbral de tasas de 1% a 4,5% sin preocuparnos nunca de un horizonte más lejano que las dos próximas reuniones. No por azar, sino bajo la órbita de la política comunicacional de la Fed, que se ocupó de guiar las expectativas. Lo lógico -después de la próxima reunión- es que se vuelva a unificar el mensaje.

Dejá tu comentario