22 de junio 2024 - 00:00

"People centricity" en las empresas, donde todo empieza y termina con las personas

Considerada como uno de los cinco objetivos corporativos a nivel global de Scania, la idea de que “todo empieza y termina con las personas” es troncal en nuestros procesos y en el desarrollo de la verdadera experiencia de nuestros colaboradores.

El foco está puesto en valorar esa diversidad de cada punto de vista personal, y convertirlo en punto focal de cada colaborador. 
El foco está puesto en valorar esa diversidad de cada punto de vista personal, y convertirlo en punto focal de cada colaborador. 

Las compañías multinacionales cuentan sin dudas con una idiosincrasia propia en cada región. Pero por sobre esta identidad que cada mercado construye, un paraguas conceptual estructura la cultura corporativa. En Scania, uno de esos ejes troncales es el denominado “people centricity”, según el cual creemos que todo empieza y termina con las personas.

Uno de nuestros cinco objetivos corporativos se centra en buscar y trabajar sobre los momentos de verdad de la experiencia de los colaboradores. Es en función de eso que retrabajamos el mindset de la compañía y desarrollamos nuestras actividades en torno a la persona en el centro.

La experiencia de un colaborador en la compañía se construye en el día a día, pero existen momentos clave que tiñen de uno u otro color, según la experiencia atravesada, el camino que sigue por delante. Uno de esos primeros momentos, por ejemplo, es el de la atracción: debemos poner especial atención en comprender por qué esa persona se sintió atraída por ser parte de la compañía, cuál es la propuesta de valor que a nivel empleadores ofrecemos, y cómo la materializamos en el desarrollo de la relación laboral.

Independientemente de los análisis racionales que cada persona puede encarar, los momentos de verdad representan sentires que configuran esa experiencia. La propuesta de valor de la compañía y lo que el colaborador siente respecto a ella, no resiste inconsistencias.

Entre las importantes evoluciones que se han dado en la perspectiva social de las relaciones laborales, está claro que es indiscutible comprender que un ser humano está atravesado por diversas y constantes situaciones, las cuales influyen en el desempeño profesional. En Scania, tomamos la decisión de acompañar esos momentos que tocan fibras profundas de cada persona. Si un colaborador está atravesando una separación, un problema familiar o un episodio traumático, la empatía a nivel corporativo será la prioridad.

Con efectos realmente positivos en esa experiencia del colaborador, algunos ejemplos de iniciativas específicas que hemos concretado son la extensión de licencia por maternidad, el “soft landing” cuando ese período concluye, y la extensión de la licencia por paternidad más allá del requerimiento legal. En este mismo sentido, en Scania desarrollamos el concepto llamado “Skill capture”, según el cual capturamos las habilidades diversas y particulares de las personas. El foco está puesto en valorar esa diversidad de cada punto de vista personal, y convertirlo en punto focal de cada colaborador. El resultado es exponencialmente enriquecedor: uno se suma a una compañía con una cultura y valores muy definidos, pero a la vez abierta a todo lo que cada uno pueda traer y sumar.

Para poder aplicar realmente estos conceptos, hemos desarrollado diversos programas, entre ellos dos que se focalizan en los jóvenes profesionales: Técnic@s del Futuro selecciona a jóvenes estudiantes de distintas provincias -con foco en la especialización técnica- para completar capacitaciones y actividades de aplicación profesional en los concesionarios del país. El programa de Trainees busca captar jóvenes talentos que compartan nuestro propósito, cultura y valores, ofreciéndoles un espacio de aprendizaje y oportunidades de carrera para que a futuro logren alcanzar su máxima aspiración y potencial en nuestra organización.

En el extremo opuesto a estos momentos iniciales, la salida de un colaborador de la compañía también es un momento esencial que buscamos acompañar de cerca y brindando el mayor apoyo posible. Ya sea por ejemplo por la edad jubilatoria, la decisión de trasladarse a otro país o de incorporarse a otras empresas, nuestra prioridad es la experiencia que atraviesa el colaborador, y poder acompañarlo en clave de cuidado.

Las grandes, medianas y pequeñas compañías deben sin dudas trabajar principalmente en su plan de negocios, pero el hecho de hacerlo bajo el concepto de que la gente está en el centro, permite construir experiencias que concluyen en un win-win para todas las partes.

Gerente de People & Culture de Scania Argentina.

Dejá tu comentario

Te puede interesar