Pymes: cómo financiarse por debajo de la inflación

Opiniones

Las empresas tienen que rediseñar sus estrategias de negocio, y en este punto juega un rol clave, el financiamiento.

Ante un escenario complejo tanto para las grandes como pequeñas y medianas empresas (pymes), signado por las elevadas tasas de inflación, le presión impositiva, los costos en alza, restricciones cambiarias entre algunos de los factores que le generan incertidumbre, son cada vez más las que optan por financiarse a través del mercado de capitales.

La llegada de la pandemia y las medidas que se imponen para frenar el avance del Covid-19 tienen efectos demoledores en la actividad productiva del país. Las empresas tienen que rediseñar sus estrategias de negocio, y en este punto juega un rol clave, el financiamiento.

Datos oficiales emitidos por Comisión Nacional de Valores arrojan que, en el mes de abril el financiamiento total en el mercado de capitales argentino ascendió a $78.369 millones, monto que supera en 297% al observado en abril del año anterior y en 23% respecto de marzo. Asimismo, dentro del total, el financiamiento pyme ascendió a $21.985 millones, monto que exhibe un aumento de 23% respecto al mes anterior y un incremento de 81% respecto a abril del 2020.

En este sentido, el mercado de capitales se convirtió en un socio estratégico para las empresas de todos los tamaños. En el cuarto mes del año 2021 la negociación de Cheques de Pago Diferido (CPD), tanto físicos como cheques electrónicos (ECHEQ), Facturas de Crédito Electrónicas (FCE) y Pagarés fue de $ 27.367 millones, un 20% más que el mes inmediato anterior y un crecimiento interanual del 84%. Finalizado el primer cuatrimestre del año, el volumen operado acumulado arribó a los $ 84.810 millones, representando un crecimiento de 75% en relación con el acumulado del primer cuatrimestre 2020.

Dentro de estas alternativas, el cheque de pago diferido es la más utilizada para obtener financiamiento a través de la bolsa. En base a datos de abril, el volumen de cheques de pago diferido sigue en crecimiento, en el Mercado Argentino de Valores se negociaron por un monto nominal superior a los 23 mil millones de pesos, representando un incremento del 11,22% respecto del mes anterior. Donde, el 59% del total operado corresponde al segmento de negociación avalado por una sociedad de garantía recíproca.

Según datos del informe mensual del Mercado Argentino de Valores (MAV), El 35 % del volumen se concentró en el rango de 181-365 días, seguido con un 21% las operaciones de 121-180 días. La tasa promedio de cheques avalados por una sociedad de garantía recíproca se ubicó en 31,42%, para plazos de hasta 90 días las mismas promediaron el 29% y hasta 360 el 32%. Cabe destacar que, la dinámica de las tasas depende del mercado, tal es así que, en ciertos periodos se colocaron muy por debajo de las mencionadas.

De estos datos surge algo interesante, actualmente las pymes están logrando financiarse en el mercado local a tasas por debajo de la inflación. Con los últimos datos, la tasa de inflación para el mes de abril fue del 4,1%, implicando una suba de precios interanual del 46,3%. De esta manera, se observa que las empresas logran financiarse en términos reales negativos.

Uno de los instrumentos que más empujo al crecimiento del volumen en los cheques en el mercado es desarrollo de los Echeqs. Durante la pandemia y con las distintas restricciones dado el confinamiento, los cheques electrónicos se destacaron como medio de financiamiento para las pymes. En base a los datos del Mercado Argentino de Valores (MAV), el monto operado de cheques electrónicos durante el mes de abril 2021 aumentó un 23,5% en relación con el mes anterior. El segmento Avalado representa el 59% del total negociado en el mes, en tanto que los segmentos Directos -Garantizado MAV y Cadena de Valor- explican el 41% restante. La tasa promedio ponderada en abril, se ubicó en torno al 31,38%, y para el mes de mayo se ubicaría en valores un poco inferiores.

Ahora bien, ¿Cómo estas empresas pueden financiarse a estas tasas?

El proceso para lograr la negociación de los valores en la bolsa es muy simple:

  • El primer paso implica la obtención del aval de una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) que respalde su posterior negociación en el mercado, donde el objetivo principal de las mismas es apoyar a las Pymes a obtener Financiamiento. Obtener un aval resulta muy ventajoso al momento de buscar financiación, ya que permite a las pymes acceder al mercado de capitales a través de tasas muy competitivas similares a las obtenidas por grandes empresas pudiendo negociar cheques propios o de terceros. Este aval otorga garantías de cobro, ya que ante cualquier dificultad será la propia SGR quien pague el valor del cheque de pago diferido negociado, esos fondos que le dan la posibilidad a la SGR de otorgar una garantía que avale los instrumentos de financiación, son aportados por uno de actores dentro de estas, denominados socios protectores, que obtienen beneficios impositivos por esos aportes.
  • Segundo, la empresa deberá contar con una cuenta comitente en una Sociedad de Bolsa. A través de cual, se podrán descontar esos valores en la bolsa y es donde finalmente se liquidará la operación que, una vez disponibles los fondos la empresa podrá solicitar el retiro o invertirlo en algunas de las opciones que brinda el mercado bursátil.

Las tasas de mercado para descontar valores van variando en el año. Por tal, es importante contar desde el minuto cero con una cuenta comitente y un aval ante la posibilidad de aprovechar oportunidades que nos da la bolsa. Sin ir más lejos, el año pasado en medio de la pandemia, empresas lograron financiarse en tasas que rondaron el 14%.

Sumado a estas alternativas de financiamiento, se encuentra el cheque de pago diferido, pero es su segmento garantizado, a diferencia del cheque de pago diferido avalado, donde la operación la respalda una sociedad de garantía recíproca, este caso, la venta del cheque es garantizada por el mercado argentino de valores, ya que, ante cualquier inconveniente será quien pague el valor del cheque/pagare negociado. La operación es muy sencilla, a la pequeña y mediana empresa que tenga títulos invertidos en su cuenta comitente en una sociedad de bolsa, el mercado le brinda la posibilidad de emitir y negociar en el mercado un cheque de pago diferido, echeq o pagare bursátil y colocar como garantía las inversiones que tiene en cartera.

Finalmente, siempre es importante recordar que, la línea de crédito que genera el mercado de capitales no afecta en absoluto el margen de crédito bancario que la PYME puede llegar a tener disponible, es decir, configura una nueva alternativa.

(*) Asesor Financiero Parthenon inversiones

Dejá tu comentario