Edición Impresa

Otro test clave: licitan más Letras (vencen tras PASO)

El mercado estará atento al porcentaje de renovación. Equivalen a más de u$s1.700 millones. Preocupa aumento de la dolarización. Vencimientos superan u$s21.500 millones hasta fin de año.

En medio de la polémica desatada por la fuerte caída de las reservas internacionales, la abultada cifra de vencimientos de títulos públicos de aquí a fin de año y la creciente dolarización de carteras, el Tesoro nacional sale a colocar entre hoy y mañana tres letras en pesos por el equivalente a más de u$s1.700 millones.

Los ojos del mercado estarán puestos en esta licitación, donde la clave será el porcentaje de renovación de los vencimientos, que esta semana prácticamente coinciden con el monto total que ofrece la Secretaría de Finanzas. Es que una de las Letras Capitalizables (Lecap) y las Letras ajustables por CER (Lecer) vencen el 30 de agosto, ya después de las elecciones primarias, y las otras, Lecap, el 28 de febrero de 2020, ya asumidas las autoridades que gobernarán el Ejecutivo hasta 2023.

Santiago López Alfaro, de Delphos Investments, destacó en su cuenta de Twitter que las reservas del Banco Central “siguen cayendo, más de u$s6.000 millones en el mes y más de u$s11.000 millones desde el último desembolso del FMI (en abril, por u$s 10.830 millones)”. Admite que “caen por pagos de deuda… pero también porque los (tenedores de los) títulos están afuera o transfieren los dólares… si no, algo quedaría acá. No hay reinversión”.

La baja de las reservas superó a la amortización del Bonar 19 (AA19), al pago de los cupones del Bonar 24 (AY24), a la venta de dólares del Tesoro y al giro de u$s1.409 millones efectuado la semana pasada al Club de París.

Gustavo Neffa, de Fingurú, estimó a su vez que “de acá a fin de año vencen u$s11.510 millones de capital de Letes”. Y aclara que “si tomamos todas las letras soberanas en pesos y en dólares, suman u$s21.536 millones (con Lecap, Lecer y Lelink). Solo de capital y sin tomar en cuenta el resto de los bonos. Solo letras.”

Desde enero, el Tesoro logró renovar 67% de los vencimientos de pesos y dólares. La incógnita es lo que sucederá a partir de ahora, a semanas del ingreso pleno en la fase definitiva del calendario electoral, con la definición de alianzas y candidatos en junio.

La política aún debe varias definiciones. Y pese a las encomiables declaraciones públicas de algunos precandidatos y referentes a la intención de no defaultear la deuda, faltan precisiones respecto de cómo planean evitar esa contingencia frente a un cuadro de fragilidad externa.

La caída de las reservas revela que las necesidades de financiamiento se están cubriendo con los recursos del FMI. El crédito externo parece ausente y los bonos cortos ofrecen retornos de entre 17,9%, como el Bonar 20 (AO20) y 18,6% el AY24. Casi el doble del rendimiento del orden del 10% del Par 2038 (PARA) o el Centenario (AC17).

El trader que se oculta detrás del seudónimo del protagonista de la serie Billions, destaca desde su cuenta de Twitter que el Bono Dual 2020 (AF20) exhibe una TIR de 35,5% en dólares, e interpreta que con esos números “el mercado muestra claramente que el flujo es desde Argentina hacia el exterior y que hay temor a controles de capitales en el próximo mandato.” Justifica ese miedo en el hecho de que “simplemente los números no cierran.”

Entre las fuentes de financiamiento de este año, el Ministerio de Economía había estimado una cifra de exportaciones de u$s 87.710 millones, que debió ser ajustada a la baja ya en la primera revisión del stand by, a u$s75.708 millones. El total anual de 2018 fue de u$s61.621 millones y las cifras del primer cuatrimestre, con una caída de 1,2% en las ventas al exterior, sugieren que será difícil que se cumpla el pronóstico.

Hay otro supuesto fuerte en la estimación oficial del superávit primario de 1 punto del PBI para 2020. En la tercera revisión del programa, el FMI aprobó el déficit cero para 2018. Pero el jefe de la misión, Roberto Cardarelli, enfatizó que para alcanzar la meta este año “será necesario aplicar restricciones adicionales en el gasto público.” Es algo que el staff del Fondo agregó al compromiso original, asumido por el ministro Nicolás Dujovne, de presentar el mes próximo, un plan para mejorar la recaudación. Entre las condicionalidades light del programa figura “diseñar un plan de mejora del cumplimiento y estrategias de mitigación de riesgos en torno a los segmentos de contribuyentes, sus obligaciones y los impuestos básicos”.

Aunque el dólar está prácticamente estable desde hace un mes, la dolarización de portafolios es otro tema que preocupa y más ahora a poco de ingresar en el calendario electoral nacional. En el primer cuatrimestre del año la dolarización ascendió a u$s7.036 millones, cifra aún elevada, pese a que bajó respecto al mismo periodo de 2018, cuando había tocado u$s8.986 millones. Es que desde febrero la Formación de Activos Externos (FAE) del sector privado no financiero viene creciendo a un ritmo acelerado: pasó de u$s965 millones en el segundo mes del año, a u$s1.771 millones en marzo y a u$s2.341 millones en abril.

Desde el Central destacaron que las compras netas del público minorista cayeron 32% interanual en abril, pero en la comparación mensual con marzo se advierte un aumento igual: 32%. A este ritmo, sin considerar el probable aumento de la FAE por razones electorales, en el año la salida de divisas superaría los 21.000 millones de dólares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario