Economía

Otro test preelectoral: vencen hoy más letras y el bono PAR

Será clave ver qué ocurre con el dólar ahora que se redujo la brecha a menos del 10%. Con las reservas, que el viernes bajaron u$s290 millones, y con los depósitos en dólares, cuyos retiros volvieron a acelerarse.

Hoy el mercado volverá a enfocar la mirada sobre los vencimientos de varios títulos públicos por un monto equivalente a no menos 650 millones de dólares.

Se trata del pago de dos letras en pesos reprogramadas, las Lecer (X30S9) que ajustan por el coeficiente CER y las Lecap (S30S9), capitalizables mensualmente por tasa de interés. La reprogramación, dispuesta unilateralmente por el Ministerio de Hacienda de Hernán Lacunza el 28 de agosto, significa que al vencimiento se pagará 15% a los tenedores que son personas jurídicas y el 100% a las personas humanas.

Según analistas técnicos, entre ambas letras el Gobierno deberá hacer frente hoy a no menos de $22.650 millones, que es la parte correspondiente a las personas jurídicas. Admiten que es difícil precisar cuánto de las emisiones originales están en manos de inversores particulares, sea en forma individual o a través de fondos comunes, razón por la cual solo atinan a estimar un monto mínimo.

Sea cual fuera el monto final, las opiniones están divididas respecto del destino de los pesos. Parte podría ir a dólar, en el caso de los beneficiarios que hubieran decidido dolarizar sus carteras, favorecidos hoy por la caída de las cotizaciones del dólar MEP o dólar Bolsa y del contado con liquidación (CCL). Estos precios que surgen del arbitraje de títulos como el Bonar 2024 (AY24) o las acciones y los ADR de YPF, quedaron en $60,80 y $62,70, respectivamente, con brechas del 6% y 9% respecto del dólar transferencia o mayorista. Pero también recuerdan que hace una semana el fondo californiano PIMCO optó por reinvertir en pesos cuando cobró la renta del BoPoMo (TJ20), el bono que ajusta por la tasa de política monetaria, del cual tiene el 40%. Habría optado mayormente por los bonos que siguen a la inflación y la tasa Badlar, mientras pelea en la Emerging Markets Traders Association (EMTA) que se reconozca al contado con liquidación como el dólar válido para compensar las operaciones de futuro NDF en Nueva York, con las que se cubrió de la suba del tipo de cambio ocurrida después de las PASO.

El vencimiento de hoy de las letras en moneda local representa el equivalente a unos u$s400 millones. Esos pesos podrían presionar por el lado de la demanda en un mercado de cambios que, aún limitado en acceso por la introducción del cepo light a principios de mes, e intervenido por las ventas del Banco Central y las entidades oficiales, opera a media máquina con un volumen promedio de u$s300 millones diarios, solo superado por los 436 millones del viernes, debido a las coberturas de fin de mes.

Cabe recordar que la exportación, pese a la obligación de ingresar y liquidar divisas a los 5 días de percibida la contraparte de las operaciones de comercio exterior, está vendiendo un promedio de u$s80 millones diarios.

Además del desequilibrio del mercado cambiario y la dimensión de la brechas entre los distintos tipos de cambio, el mercado está siguiendo de cerca lo que sucede con las reservas internacionales. El viernes las reservas del Banco Central cayeron 290 millones de dólares, principalmente por el vencimiento de las Letes en dólares, (U27S9), por las cuales el Tesoro tuvo que pagar unos u$s250 millones. En el mes las reservas acumulan una merma de u$s5.160 millones, para quedar en u$s40.938 millones.

Hoy es probable que se vuelva a observar una nueva caída en el stock de reservas, ya que se produce el vencimiento de los bonos Par 2038 en sus diversas versiones. Son los PARA, que se rigen por Ley Argentina; los PARY, por Ley extranjera, y los menos negociados PAYO y PAAO emitidos en 2010 bajo ley local. Estos títulos públicos no fueron reprogramados y hasta que no se defina qué sucederá con la reestructuración, reperfilamiento o reconformación de la deuda soberana, deberán seguir “performing”, es decir, pagando los cupones a su vencimiento como fue establecido en sus condiciones originales, para evitar caer en default, lo cual complicaría las conversaciones con los acreedores para encarar una negociación amigable.

En conjunto por el vencimiento de los Pares que se produce hoy, los analistas estiman que el Gobierno tendrá que desembolsar unos 254 millones de dólares. Cifra que probablemente coincidirá con la baja de las reservas al final del día.

Habrá que ver lo que sucederá con los depósitos en dólares del sector privado en el sistema financiero, ya que los eventuales retiros también afectan a las reservas: buena parte de los depósitos están inmovilizados como encajes en el Banco Central y figuran dentro de las reservas. Esos encajes deben ser restituidos a los bancos cada vez que se produce un retiro neto de colocaciones en moneda extranjera.

El goteo de depósitos, que se había reducido de los picos de u$s600 millones en los primeros días del cepo a menos u$s100 millones diarios, volvió a acelerarse a 170 millones, según datos oficiales del BCRA al 25 de septiembre. Desde el día posterior a las elecciones primarias, el retiro de depósitos en dólares fue de u$s11.143 millones, dejando el stock en u$s21.536 millones.

alejandrocolle@gmail.com

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario