Santiago Feldman

En Costanera Sur y Recoleta, la miseria a metros de la opulencia

Los indigentes eligen para vivir zonas opulentas de la Capital, como Costanera Sur y Recoleta. Lo hacen porque también buscan seguridad. De los que pernoctan en la calle, la mitad rechaza la ayuda oficial. Son más de 1.000 adultos y otros 1.000 niños y adolescentes. Estos últimos llegan a 4.500 si se considera a quienes pasan por la Ciudad y duermen en la provincia. En el caso del asentamiento de la Reserva Ecológica, ya se están instalando oficinas del Gobierno de la Ciudad para estudiar el traslado de sus habitantes.

Acuerdo para códigos procesales por región

En medio de fuertes reproches de las provincias al plan nacional de seguridad, el ministro de Justicia, Gustavo Béliz, debió realizar ayer una primera concesión: no habrá, como quería la Nación, un código procesal penal único en el país sino que la unificación se dará según regiones. Otro punto de duro cuestionamiento en el interior es la posibilidad de que se intervengan las policías provinciales.

LOS GOBERNADORES QUE SE ALEJAN LO HACEN CON SUBA DE SALARIOS

La decisión de seis gobernadores que otorgaron beneficios salariales a empleados estatales antes de dejar su cargo el próximo 10 de diciembre podría comprometer, en algunos casos, el escenario financiero de las administraciones entrantes. Esta situación se debió mayoritariamente a la clásica demagogia pre y poselectoral (además de alimentar el clientelismo político), que previsiblemente dio buenos frutos en algunos distritos como Mendoza, La Pampa y Catamarca, donde los gobernadores dejarán el poder en manos de hombres del mismo partido aunque no alcanzó en Chubut, donde el gobernante radicalismo ni siquiera con la promesa de un aumento de $ 150 pudo vencer al justicialismo. Las situaciones planteadas en Santa Fe y en Chaco, sin embargo, no respondieron a un manejo populista. En la primera, Carlos Reutemann otorgó un plus salarial a los efectivos policiales, demostrando entender bien la difícil situación en torno a la fuerza; mientras que, en la segunda, el radical Angel Rozas cumplió con su promesa de descongelar los índices de antigüedad de los estatales.

LA PAMPA Y TUCUMÁN SIN K. MENDOZA SIN KIRCHNER NI PJ

Importante jornada electoral la de ayer en cuatro provincias, donde el presidente Néstor Kirchner puso en juego su proyecto de transversalidad, aunque sin éxito, en La Pampa, donde apostó por el disidente Néstor Ahuad en detrimento del senador justicialista Carlos Verna, que ayer ganó por casi 50 puntos. En Mendoza, donde también se eligió gobernador, Kirchner apoyó al candidato oficial del PJ, Guillermo Amstutz, quien también caía en las elecciones a gobernador frente al radical Julio Cobos. En Catamarca se votó para senadores y diputados nacionales; y el Frente Cívico (que selló una alianza provisoria con Kirchner) impuso como senador al actual gobernador Oscar Castillo. Por último, en Tucumán, la Fuerza Republicana de Antonio Bussi (ahora detenido) ganó dos bancas en el Senado para Ricardo Bussi y Delia de Sierra Morales, y dejó en un tercer lugar al actual gobernador, Julio Miranda, del PJ. La derrota del oficialismo tucumano sumó un dato preocupante: cerca de 50% de los electores no concurrió a votar.

ENOJO EN SANTA FE CON KIRCHNERISTAS

Tras los comicios, hay enojo en Santa Fe con el presidente Néstor Kichrner. Jorge Obeid, que ganó la gobernación, le reprocha su apoyo al socialista Hermes Binner y se acerca al candidato de Reutemann, Alberto Hammerly, sin cuya buena elección -ley de lemas mediante- no habría ganado. Carlos Reutemann siempre estuvo contra Kirchner y ahora trascendió que apostaría más fuerte y vendría a Buenos Aires a fotografiarse como respaldo con Mauricio Macri, que pelea voto a voto en encuestas la preferencia para el domingo. El mayor reproche al kirchnerismo es que no quiere al Partido Justicialista, de donde surgió el actual presidente. Le objetan sus maniobras. La Sra. Kirchner hizo un acto proselitista recordado por su durísimo ataque contra Reutemann (ambos coincidirán el año próximo en el Senado). Además, el gobierno mandó a Santa Fe a influir con encuestas a quienes contrata. Obviamente estas encuestas truchas daban sólo un tercio de lo que logró el candidato de Reutemann y también cayeron en la intención de augurar una derrota del justicialismo en Santa Fe en manos del socialismo, cuando aquél triunfó por 5 puntos de diferencia. Carlos Reutemann emerge muy fuerte para senador, ya que logró 56% de los votos. Su poco conocido candidato a gobernador, Hammerly, estuvo sólo 5 puntos debajo de Obeid. Además, se llevó a la Cámara de Diputados el récord de legisladores del justicialismo en Santa Fe, 6 que no le reportarán seguramente a Kirchner. Nadie habla antes, pero a medida que se concretan elecciones provinciales (caso Río Negro, Tierra del Fuego y Catamarca, donde triunfaron radicales, y Capital Federal, donde en primera vuelta ganó Macri) se escuchan duras palabras sobre Kirchner, ya que los justicialistas creen que desprecia al partido y busca también un neopopulismo, pero de izquierda. El resultado final de Santa Fe es el siguiente (ver recuadro):