Política

Pese al acuerdo, la UIA insiste: "Las empresas que no puedan pagar el bono, no lo van a pagar"

El titular de la entidad, Miguel Acevedo, advirtió que las empresas intentarán pagar "lo antes posible". Pero que aquellas que no puedan hacerlo efectivo, no lo harán. Ultiman detalles tras reunión con Gobierno y CGT.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, advirtió que no todas las empresas están en condiciones de hacer frente al bono para trabajadores de $5.000, del que ayer había un principio de acuerdo al que se llegó tras una reunión entre el Gobierno y la CGT. Hoy se espera que sigan las negociaciones y se ultimen los detalles.

En declaraciones a radio Mitre, Acevedo afirmó que en el encuentro de este lunes acordaron pagar "lo antes posible" la recomposición salarial. Pero advirtió que "las empresas que no lo pueden pagar, no lo van a pagar".

"Es una manera de paliar y volver a tener algo de poder adquisitivo. La idea es que el que pueda pagarlo ya, la empresa que tiene capacidad, lo va a hacer ya y la que no pueda, lo irá viendo en el transcurso de estos dos o tres meses", explicó.

En la misma línea, el Vicepresidente de la UIA, José Urtubey alertó que “el año pasado el 50% de las empresas no pudieron afrontar el bono y este año va a ser peor que el anterior, gran parte de las empresas no van a poder pagar el bono”.

Asimismo, remarcó que “no tenemos que olvidar que el 80% de la producción son pymes y la gran mayoría están en situación crítica”. En diálogo con FM La Patriada, expresó que “cada sector va a negociar fecha y forma del pago del bono porque hay 800 convenios colectivos” y agregó, “debido al carácter no remunerativo, la forma de pago no se va a resolver inmediatamente”.

Para cerrar subrayó el buen diálogo con los trabajadores, “la CGT es consciente de la grave situación que estamos pasando” y añadió que “la situación no le sirve ni a los trabajadores y a los productores, el bono es muy pesado para las empresas y no es suficiente para los trabajadores”. “Para que esto mejore va a haber que sentarse y llegar a un pacto social”, concluyó Urtubey.

Al respecto, el secretario general de la UTA, Roberto Fernández, cuestionó el planteo de los sectores empresarios que piden poder pagar el anticipo de paritarias en hasta cinco cuotas y se quejó de que si el Gobierno acepta ese esquema, "el trabajador pierde lo poco que le dan, porque se lo come la inflación".

"No se sabe nada, cómo es el bono, cómo fue el acuerdo. A simple vista es un adelanto de sueldo, que después se lo van a descontar. No sabemos, hasta que salga el decreto, cómo se va a pagar", sostuvo el dirigente sindical.

En diálogo con Futurock, el líder de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) reconoció el impacto de la crisis tanto en el sector obrero como en el empresario, pero se quejó del reclamo de algunos sectores por extender el cronograma de pago hasta cinco meses. "El trabajador pierde lo poco que le dan, porque se lo come la inflación", advirtió.

Tras largas negociaciones, el Gobierno acordó ayer con las cámaras empresariales y la CGT el pago de un bono de $5.000 a trabajadores del sector privado, suma que tendrá carácter no remunerativo y a cuenta de las próximas revisiones paritarias.

El convenio se logró tras una reunión en el Ministerio de Producción de la que participaron su titular, Dante Sica; su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el secretario de Comercio, Ignacio Werner; y directivos de cámaras empresariales y de la central obrera.

En las próximas horas se definirá la "letra chica" del acuerdo y la forma de pago, por lo que no se descarta que se realice en varios pagos. Durante las negociaciones, algunos empresarios plantearon que los $5.000 se liquiden en cinco cuotas de $1.000. Sin embargo, todavía no hubo definiciones al respecto.

Tras el encuentro, Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) anticipó que cuando se defina la redacción del acuerdo se definirá cómo se pagará el bono: “Se arreglarán las modalidades de pago para que las pymes también lo puedan afrontar". Por su parte, Werner recalcó que “las partes pusieron buena predisposición” para alcanzar un acuerdo.

En sintonía con las declaraciones de la UIA, desde la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) manifestaron su preocupación por el pago del bono de $5.000 al personal, mediante el dictado de un DNU.

Las empresas nucleadas en FEHGRA sostienen que “se ven imposibilitadas de cumplir con una eventual imposición de pago, considerando además que existe un acuerdo paritario en curso, cerrado en junio de este año, que se está cumpliendo, y cuyos porcentajes superan la inflación de este período”.

En su comunicado, FEHGRA concluye que “el sector empresario no está en condiciones de soportar más cargas económicas, ni puede financiar adelantos de futuras remuneraciones, y que cualquier beneficio que el Gobierno pretenda dar al trabajador para que la PyME de nuestro sector pueda hacerle frente, deberá ser descontado del pago de IVA de los meses en que dicho abono se deba hacer efectivo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario