Alberto Fernández analizó el resultado electoral con Axel Kicillof e intendentes en una cena en Olivos

Política

El mandatario mantuvo un encuentro con el gobernador bonaerense y jefes comunales. El Gobierno busca reconfigurar el mapa político tras los comicios.

El presidente Alberto Fernández mantuvo una cena en la Quinta de Olivos con el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, y los intendentes bonaerenses del Frente de Todos que encabezaron la recuperación en las elecciones legislativas del domingo pasado. Entre los presentes estuvieron jefes comunales de la primera y tercera sección.

Pese a la derrota, la remontada en los comicios de medio término le permite al oficialismo recomponer la estructura y el mapa de poder de cara a los próximos dos años de mandato. El relanzamiento del Gobierno, con el apoyo de la CGT, movimientos sociales, sectores kirchneristas y peronistas que tuvo lugar esta jornada en el microcentro porteño muestra el nuevo posicionamiento del Poder Ejecutivo de cara a lo que viene.

Fernández, acompañado del jefe de Gabinete, Juan Manzur, el ministro de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, el titular de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta y el secretario general de presidencia, Julio Vitobello, recibió al gobernador bonaerense y exministro de Economía de Cristina Kirchner en la residencia presidencial ubicada en el partido de Vicente López.

La invitación fue girada también para los jefes comunales de la provincia más populosa del país, quienes dijeron presente luego de haber logrado achicar la brecha de puntos en los comicios que ganó la lista de diputados y senadores nacionales de Juntos, encabezada por Diego Santilli, pero que a nivel provincial significó un triunfo para el FdT al ganar tres senadores que les permitirá obtener la ventaja en la Cámara alta de la legislatura provincial.

Entre los presentes se encontraban intendentes del Frente de Todos (FdT) de la primera y tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires.

PAG10-11-Alberto Dia d_opt.jpeg

El mitin de esta noche es una continuidad de la agenda presidencial y gubernamental poselectoral. Ocurre también que los intendentes, luego de la recuperación respecto a las PASO, esperaban un reconocimiento por parte del Gobierno, que finalmente tuvo lugar esta jornada. Este miércoles por la mañana, Manzur recibió en su despacho al gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, quien también aprovechó para visitar al jefe de Estado, luego de dar vuelta las elecciones en su provincia.

También se vio por Casa Rosada al jefe de Gabinete de la Provincia e intendente en licencia de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, uno de los que se puso la campaña al hombro al lograr una victoria en su bastión. Horas más tarde, Fernando Espinoza, intendente de La Matanza, arribó a Balcarce 50 para dialogar con las autoridades nacionales y al mismo tiempo recibir la felicitación.

El presidente Fernández afirmó esta tarde ante una Plaza de Mayo repleta que el Día del Militantes es un buen día para empezar "la segunda etapa del Gobierno", acompañado por los principales referentes del Frente de Todos, que lo respaldaron tras el resultado de las generales.

"El Presidente que está acá es el que eligió el pueblo argentino en 2019", remarcó el jefe de Estado, que fue el único orador de la jornada y también sobre el escenario, ya que los funcionarios y dirigentes sociales y gremiales se quedaron abajo.

Según dijo, a partir de ahora comenzará la recuperación económica, pese a que señaló que "todavía quedan muchas batallas por dar", como la inflación y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Escuché mucho estos días Si perdieron ¿Qué celebran? El triunfo no es vencer, sino es nunca darse por vencidos. Hoy lo que estamos festejando acá es que la militancia le fue a levantar los brazos al que estaba derrotado", recalcó el jefe de Estado.

Dejá tu comentario