Cuarentena administrada: habrá cambios en pueblos del interior del país

Política

El presidente Alberto Fernández anunció que se comenzará a "flexibilizar" el aislamiento en "pueblos aislados y muy rurales". Santiago Cafiero iniciará diálogos con gobernadores desde el sábado.

El presidente Alberto Fernández aseguró que se analiza flexibilizar el aislamiento preventivo, social y obligatorio para evitar el avance de la pandemia de coronavirus Covid-19 en "pueblos aislados y muy rurales", en el marco de lo que denominó como una segunda fase de la cuarentena, la cual será "administrada".

En una conferencia de prensa brindada en la Residencia de Olivos, el mandatario hizo énfasis en la forma en que la medida de prevención contra el nuevo virus será llevada a cabo hasta el 26 de abril, fecha en la que se volverán a reunir con especialistas para tratar las posibilidades.

De esta manera, sobre una salida en las ciudades y pueblos que "hacen su vida internamente", precisó que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, comenzará a dialogar con los gobernadores de las provincias a partir de este sábado.

"No tiene sentido mantenerlos aislados porque no se conectan con el afuera", fundamentó el máximo funcionario, antes de agregar que se trata de lugares "que no registran ningún caso de coronavirus".

Acompañado por Cafiero, y los ministros Eduardo De Pedro (Interior) y Ginés González García (Salud), aseguró que la medida quedará formalizada en un Decreto de Necesidad y Urgencia, que será firmado este sábado.

"Cada gobernador dirá cuál es el pueblo que hay que declarar cuarentena comunitaria, qué tipo de actividades cree que pueden llevarse a cabo y nosotros analizaremos con el ministro de Salud la viabilidad, y también se consultará a los epidemiólogos", explicó.

Así, precisó: "Iremos viendo poco a poco dónde podemos focalizar la apertura de la cuarentena. Esto va a ocurrir a partir del decreto que firmaremos mañana".

Previamente, Fernández felicitó a la población por aplanar la cantidad de contagios y exhortó a continuar la cuarentena debido a que "seguramente lograremos que la curva de contagio sea mas lenta".

"Este es un logro de la sociedad toda, es una medida que nos permitió ganar tiempo para construir mejores condiciones para atender a los enfermos", remarcó e insistió en que "tiene sentido tanto esfuerzo".

Frente a una pantalla con gráficos comparativos en relación a los casos positivos y las personas fallecidas, el presidente puntualizó: "Desde el primer caso el 4 de marzo, hoy tendríamos que haber tenido 45.000 casos (sin cuarentena), y tenemos 1.975. No quiero pensar cuántos hubieran sido los muertos".

Dejá tu comentario