FMI: Alberto suma apoyo empresario y sostiene cumbre con gobernadores

Política

El Presidente criticó a Larreta por anticipar que no irá a la reunión de Guzmán esta tarde con gobernadores para informar de la negociación con el FMI. Bajan del encuentro a empresarios y gremios.

Alberto Fernández apeló ayer a las redes sociales para responder al rechazo del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los gobernadores de Juntos por el Cambio a participar de la reunión prevista para hoy, con el fin de informar sobre la negociación con el FMI. El Presidente replicó un tuit de Antonio Aracre, presidente de la agroexportadora Syngenta, que escribió: “Si un político dice que no va a una reunión con empresarios y sindicalistas para discutir la coyuntura difícil que transitamos porque ‘sería una reunión política’, ¿estaría reconociendo que su profesión dejó de ser una herramienta transformadora de la realidad? ¿A qué se dedican?”.

Alberto repitió esa publicación de Twitter en coincidencia con las declaraciones de Rodríguez Larreta, quien por la mañana había ratificado la negativa conjunta de los mandatarios de la oposición a concurrir al encuentro convocado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para informar los detalles de la negociación. “Entendemos que, así como está planteada, es una reunión política más que una reunión en serio de trabajo institucional, e insistimos en que el ámbito para plantear esto es el Congreso nacional, donde se terminan aprobando las leyes”, sostuvo el jefe de Gobierno de la Ciudad y referente del PRO.

La publicación que Fernández usó como respuesta al mandatario porteño estuvo en línea con lo que expresó la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, quien en la misma red social ironizó: “El jefe político de la oposición, referente político de su distrito hace diez años y líder de un partido político distingue algo político de algo serio. No entendimos”.

Con sus dichos, Rodríguez Larreta ratificó la posición que él y los gobernadores radicales Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza) consensuaron con los dirigentes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio el pasado lunes y que informaron oficialmente en un comunicado.

“Los gobernadores de Juntos por el Cambio sostendrán la máxima responsabilidad y colaboración con la posición del país frente a las negociaciones que lleva adelante el Poder Ejecutivo nacional y se expresarán una vez conocido el contenido de dichas negociaciones”, señalaron. Y aclararon que si bien “se ponen a disposición del Poder Ejecutivo nacional para colaborar en la búsqueda de acuerdos de largo plazo”, la reunión informativa a la que fueron convocados “así como está planteada se asemeja a una reunión política mas que a una reunión institucional de trabajo”.

Frente a esa posición, el Presidente decidió rediseñar la reunión a la que habían sido invitados también empresarios y sindicalistas y resolvió que se circunscriba a los gobernadores de las 24 jurisdicciones del país, mientras que se convocará en una fecha posterior a representantes de empresas y sindicatos. La Casa Rosada explicó las razones de la convocatoria y, además de señalar que “la deuda no es de un Gobierno” y que sus consecuencias “son sobre el pueblo y la Argentina toda”, remarcó que “la negociación con el FMI es una negociación geopolítica, es decir de un Estado Nación con más de 190 estados nación”.

“Una negociación de tales características se realiza desde una posición de mayor fortaleza para la República cuando se busca construir apoyos internos amplios”, remarcó el Gobierno tras la negativa de los cuatro gobernadores opositores. Cerruti insistió en que “lo más razonable es que los gobernadores de todas las provincias estén en este marco institucional al cual han sido convocados ya que tantas veces hablan del diálogo y consenso y de la necesidad de tratar entre todos los temas de Estado”. “La invitación del Gobierno es una invitación institucional, democrática, transparente, para que todos los gobiernos que forman parte de un Estado nación que negocia con otras 200 naciones en el marco del Fondo Monetario Internacional. La intención es solucionar el problema de una deuda que contrajo otro gobierno y que van a tener que seguir pagando los gobiernos que vengan”, enfatizó la portavoz.

“Ayer dijeron que uno de los problemas era que si había empresarios y sindicalistas ellos no se sentaban. No entendemos la postura de no compartir una mesa de trabajo, de diálogo institucional con empresarios y sindicalistas, pero nos parece que si esa era una de las condiciones no hay ningún problema en hacer primero el encuentro con los gobernadores, después el encuentro con los empresarios y sindicalistas”, agregó.

La portavoz de Presidencia apuntó que “también” se puede hacer si “quieren discutir en el marco del Congreso, que por supuesto se va a hacer, porque el plan plurianual y el acuerdo con el FMI va ir al Congreso, seguramente en extraordinarias”. “Pero si además quieren los jefes de bloque (parlamentarios) tener más información, también van a ser convocados por el presidente (Alberto Fernández), por el ministro (de Economía, Martín) Guzmán para tener toda la información que requieran”, aseguró.

Asimismo, Cerruti reafirmó que, “como dijo el Presidente y el ministro, es una convocatoria institucional” para hoy a las 17, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, y señaló que espera que “respondan institucionalmente y no con excusas”.

Dejá tu comentario