Amague de cacerolazo

Política

Con menor intensidad, se registraron ayer tentativas de cacerolazo en algunas esquinas de la Capital Federal. El más ruidoso se generó en la esquina porteña de Santa Fe y Callao donde el tránsito se vio interrumpido cerca de las 21.45 cuando un grupo de vecinos protestó nuevamente después del discurso de Cristina de Kirchner.

La Presidente se cuidó esta vez de pedir «por favor» a sus detractores que levanten los cortes de ruta, en referencia a los piquetes de los productores agropecuarios que se multiplicaron en todas las provincias del país como consecuencia de las retenciones impuestas por el Poder Ejecutivo al campo.

Anoche, sin embargo, no hizo falta que la Casa Rosada sacara a la calle sus patrullas de piqueteros adictos comandados por Luis D'Elía ya que el brote de cacerolazos y protestas antikirchneristas fue de baja intensidad. Acompaña también a la suerte de Cristina de Kirchner la llegada del otoño y las temperaturas más bajas que hacen que los manifestantes, opositores y oficialistas, prefieran quedarse en sus casas.

Dejá tu comentario