Atiende hoy Kirchner quejas de la Concertación Plural

Política

Néstor Kirchner intentará hoy revivir la llamada Concertación Plural juntoa un grupo de transversales y radicales K, dispuestos a suscribir un documento que, en sintonía con el que redactó para el PJ, adhiera a la política de su esposa.

Tanto los no pejotistas como los radicales rebeldes mantendrán, antes del encuentro, varias reuniones para pulir el borrador de ese escrito y acordar qué puntos pedirán al marido presidencial que se debatan en torno a la crisis con el campo, en un día clave para el conflicto. De paso, algún partido chico de las tropas no PJ del oficialismo, como la Democracia Cristiana, se animó a pedir un puesto en la administración kirchnerista, como tiene el resto de los socios del Frente para la Victoria y flia. Todo será en paz si antes de acceder a la cita los aliados del oficialismo resuelven una puja de cartel que al parecer disparó Oscar Parrilli al confeccionar la lista de invitados y dejar afuera a algunos.

Anoche, todos los interesados esperaban la lista oficial para, eventualmente, conseguir más plazas, lo que consideran la entrada al séquito del ex presidente.

  • Antecedentes

    Kirchner recibirá al atardecer a representantes de todos esos campamentos, incluidos gobernadores e intendentes y una troupe que esperará afuera, en el porteño hotel Panamericano. Es decir, en las mismas instalaciones que sirvieron de cuartel para Raúl Alfonsín cuando estrenaba su gobierno en el 83; también ancló allí en la misma situación Fernando de la Rúa en el 99, cuando preparaba el inicio de su luego malograda gestión. Pero a la vez en el Panamericano, el propio Kirchner aguardó en 2003 que Carlos Menem renunciara al ballottage que terminó dejándolo a cargo de la Presidencia de la Nación, a pesar del 22% obtenido en las urnas de primera vuelta.

    Algunos más nostálgicos que otros, se preparan para desembarcar con propuestas diversas. Los radicales mantendrán una reunión previa con Julio Cobos para pulir las iniciativas, pero llegarán con una demostración de fe: el vicepresidente ya no pertenece a la UCR tras afiliarse, en Mendoza, junto a otros radicales K a un nuevo partido. La misma sintonía piensan seguir los porteños de la UCR, con Gustavo López (multimedios estatal) y Miguel Pesce (Banco Central) y los bonaerenses. Por ahora, son los tres distritos dispuestos a cortar los lazos con su partido original, aunque en la provincia de Buenos Aires, los UCR-K están en distintas líneas. Por eso algunos pidieron estar en la reunión y no delegar sólo en Cobos la representación del grupo.

    En cambio, los referentes del Frente Grande (Eduardo Sigal, Nilda Garré), del Partido de la Victoria (Graciela Ocaña), del Socialismo (Oscar González, Ariel Basteiro), del PI y de la DC ya tienen preparado el borrador del documento y una serie de actividades que quieren proponer. Si bien ya hubo reuniones durante el fin de semana y las habrá hoy, antes de las 18, cuando los espera Kirchner, la idea es hacer seminarios, desplegar mesas en las calles del país para explicar la política de retenciones al campo y hasta elaborar un material didáctico con explicaciones que, si pueden, aclararía acerca del manejo del gobierno con el sector agropecuario.

    El documento piensa ratificar el apoyo a la Presidente y «llamar a la reflexión» a los representantes del campo para « reabrir el diálogo». Pero corregirá el propio Kirchner la letra antes de que se difunda formalmente.

    Junto a Cobos, el ala radical llevará al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, a los gobernadores Arturo Colombi ( Corrientes), Miguel Saiz (Río Negro) y Gerardo Zamora. También participará el misionero Maurice Closs y los intendentes Mario Meoni (Junín) y Enrique García, entre otros, como el intendente de San Martín, Ricardo Ivoskus, titular de un partido vecinalista, y el cordobés Daniel Giacomino.

    La organización de la reunión prevé que no más de 50 personas ingresen para hablar con Kirchner y el resto aguarde para sumarse en el momento en que se difundan los resultados del encuentro.

    «El tema agropecuario y un documentoen apoyo al gobierno serán el principal eje del encuentro», explicó Sigal.

  • Afiliación

    Por su parte, el radicalismo desembarcarátras la firma de los mendocinos junto a Cobos de la ficha de afiliación a la Concertación Ciudadana, el nuevo partido que, con igual nombre, piensan armar los porteños del campamento de radicales K.

    Cobos estuvo reunido con sus aliados en el departamento de la avenida Rivadavia, compartiendo un almuerzo por la finalización de cosecha de uva. Después, 300 dirigentes se reunieron hasta el anochecer del sábado y abandonaron, tras la nueva filiación partidaria, las filas de la UCR. Entre otros, Juan Carlos Jaliff, titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura y ex vicegobernador de la provincia durante la gestión de Cobos, adhirieron a integrar un nuevo sello político.

    Mañana se vencen los plazos legales para que la Concertación Ciudadana presente a la Justicia electoral la documentación necesaria para constituirse en un partido político y pueda debutar como tal en las elecciones de 2009, pero recién el próximo 29 se realizará una nueva reunión para definir una mesa conductora.
  • Dejá tu comentario