Alberto se pega a Kicillof para defender DNU ante Larreta

Política

"Me parece realmente repugnante", advirtió el gobernador de Buenos Aires en relación a la judicialización de la pandemia. El Presidente defendió la suspensión de la presencialidad de clases y criticó al jefe de Gobierno porteño.

Sin mención explícita a Horacio Rodríguez Larreta, y acompañado por gobernadores, Alberto Fernández defendió del decreto de necesidad y urgencia que suspendió la presencialidad en las escuelas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), al asegurar que son “decisiones de política sanitaria avaladas por datos de la autoridad sanitaria” y “no escuchando a los políticos ni leyendo encuestas”.

El Presidente pidió no hacer “política con la pandemia” y sostuvo que si bien las decisiones pueden ser “antipáticas”, no es momento para ser “simpático” con el “electorado”. Así lo expresó el encabezar un acto realizado desde el Salón del Bicentenario de la Casa Rosada en el que fueron anunciadas nuevas inversiones para el sistema de salud y un bono de 6.500 pesos para más de 740 mil trabajadores del sector. En ese marco, el jefe de Estado recibió apoyo de gobernadores a las restricciones dispuestas por el Gobierno Federal para moderar la “segunda ola” de casos de covid-19.

Alberto hizo alusión a la judicialización por parte de la Ciudad de Buenos Aries del Decreto de Necesidad y Urgencia presidencial que dispone la suspensión de las clases presenciales como una de las medidas para mitigar la expansión del coronavirus en el marco de la segunda ola de la enfermedad y, en ese sentido, pidió no hacer política con la pandemia ya que no es momento de “serle simpático al electorado”. El Presidente fue directo al señalar que las medidas “no son de política económica o educativa, sino de política sanitarias” y que le da “tranquilidad” de conciencia haberlas tomado ya que “lo más importante es la salud de los argentinos”.

Respecto a los planteos judiciales realizados por el Gobierno porteño por las clases presenciales, el Presidente señaló que es “importante que los maestros estén vacunados” y subrayó que la jurisdicción porteña se encuentra en anteúltimo puesto en la materia, con sólo 14 mil dosis aplicadas. Tanto él como los gobernadores que lo precedieron en el discurso señalaron la importancia de aplicar medidas para contener el crecimiento de los casos en el AMBA que, tal como ya se demostró durante la primera ola del año pasado, es un área que funciona primero como epicentro y luego como difusora de la enfermedad hacia las restantes jurisdicciones.

“Entendamos que el virus no conoce la General Paz”, señaló Fernández respecto de la dinámica epidemiológica comprobada. El acto sirvió para escuchar las palabras de cinco gobernadores provinciales que, con diversos matices, brindaron apoyo a las decisiones de la Casa Rosada. El más vehemente fue el bonaerense, Axel Kicillof, quién consideró “repugnante” que se utilice a la Justicia “para perjudicar a los que tienen que ser cuidados” y aseguró que, en cambio, él prefiere “ser antipático” antes que ser “absolutamente irresponsable y hacer política con la vida y la muerte”.

“Recurrir a la Justicia, y sobre todo cuando está fuera de jurisdicción, es la peor de las respuestas”, sostuvo Kicillof, que agregó: “Me parece realmente repugnante que de manera no solo injusta e inadecuada sino fuera de derecho se use a la Justicia para perjudicar a quienes tienen que ser cuidados”. “Alguien se va a tener que hacerse responsable, los que manipulan a la Justicia para que los beneficie políticamente. Esto es absolutamente inaceptable”, resaltó al mandatario, al tomar parte en un acto virtual encabezado por Alberto. “Quedate tranquilo Alberto, acompañamos las medidas; preferimos ser antipáticos con algunos que ser absolutamente irresponsables y hacer política con la vida y con la muerte”, enfatizó, al tiempo que agradeció al jefe de Estado por las medidas oficiales tomadas frente a la segunda ola de la pandemia de covid-19.

Del acto participaron también el titular de la CGT, Héctor Daer, y los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mariel Fernández (Moreno), Mayra Mendoza (Quilmes), Andrés Watson (Florencio Varela) y Juan Zabaleta (Hurlingham).

Dejá tu comentario