Dilma Rousseff dice que Bolsonaro busca un "golpe dentro del golpe" de 2016

Política

Convocadas a marchar el 7 de septiembre, los partidarios de Bolsonaro, amenazan en las redes sociales con invadir la sede del Supremo Tribunal Federal y del Parlamento, además de reivindicar la instalación de un régimen militar.

A cinco años de su derrocamiento, la expresidenta Dilma Rousseff afirmó que el presidente Jair Bolsonaro está coqueteando con "dar un golpe dentro del golpe" iniciado en 2016 con el juicio político que la sacó del cargo el 31 de agosto de 2016.

Rousseff calificó su salida del poder mediante un juicio político como una "guerra hibrida" destinada a implementar un modelo neoliberal.

"El golpe ya ocurrió (en 2016). Lo que estamos viviendo son las etapas del posible endurecimiento del régimen político en Brasil. El gobierno coqueteando con la posiblidad de un golpe dentro del golpe", dijo Rousseff, del opositor Partido de los Trabajadores.

La exmandataria advirtió sobe un "ensayo general para un golpe de Estado" que ocurrirá con las manifestaciones convocadas por Bolsonaro para el 7 de septiembre, Dia de la Independencia, que están siendo financiadas por asociaciones de sojeros, policías y grupos del fundamentalismo evangelista.

Los partidarios de Bolsonaro , amenazan en las redes sociales con invadir la sede del Supremo Tribunal Federal y del Parlamento, además de reivindicar la instalación de un régimen militar.

"Lo que estamos viviendo ahora es la posiblidad de un nuevo golpe basado en las derivaciones de la guerra híbrida. Atrás hubo un golpe parlamentario, judicial y mediático, pero sobre todo del sector financiero, del capitalismo financiero, un golpe neoliberal", sostuvo.

La exmandataria dijo que actualmente el Poder Judicial, en especial el Supremo Tribunal Federal, ha reaccionado a las movidas autoritarias de Bolsonaro porque percibió que esa ola le ha llegado.

Calificó a Bolsonaro como un "neofascista" que "no tiene el chip de la moderación y que necesita del conflicto" y recordó que el mandatario ultraderechista en 2019, durante una visita a Donald Trump, declaró que "no iba a reconstruir nada".

"Él dijo esta frase: 'Si logro terminar con lo que ellos hicieron, me daré por vencido'. A él no le interesa construir nada. Él siempre dijo lo mismo, que quiere acabar con los comunistas e izquierdistas que operan en Brasil", dijo.

Dejá tu comentario