Carrió rompe paz de pandemia y engrosa grieta contra Kicillof

Política

La Coalición Cívica pidió al Gobierno porteño que despegue su estrategia sanitaria de la provincia. Alianza opositora, además, se quejó de investigación sobre espionaje.

La agrupación de Elisa Carrió salió ayer, con un comunicado que perfora cualquier deseo de que se mantenga la sintonía política entre rivales en el manejo de la batalla contra la pandemia. Arremetió con acusaciones el gobernador de la provincia de Buenos Aires y el Gobierno nacional, colocando a Horacio Rodríguez Larreta como una suerte de víctima y pidiendo que la Ciudad se desligue de la estrategia sanitaria del conurbano.

“El Gobernador de la provincia de Buenos Aires debe dedicarse a gobernar, que deje de mentir”, escribió en Twitter la propia Carrió en simultáneo con la difusión de un comunicado de la Coalición Cívica porteña y otro de la bonaerense.

“ Que este sea el último gran esfuerzo que se le pide a la sociedad. No podemos vivir en estado de excepción permanente donde se violen las libertades individuales y los derechos humanos”, dijo también Carrió en Twitter.

A horas del inicio de la nueva temporada de cuarentena estricta que arrancará con control de los medios públicos de transporte, la referente de la Coalición Cívica a nivel nacional y porteño señaló que ve “con preocupación la falta de control de la pandemia en la provincia” y le pide a la Ciudad que “este sea el último esfuerzo”.

Sobre esa crítica, los “lilitos” agregaron que necesitan “con urgencia un plan de salida” porque “no podemos vivir en estado de excepción permanente donde se violen las libertades individuales y los derechos humanos”.

“Luego de 100 días de encierro vemos que el plan Detectar, así como las políticas de aislamiento y prevención, llegan tarde y esto afecta a toda la región del AMBA en particular y al país en general”, agregó la agrupación, que integra Juntos por el Cambio.

“Ya hace más de 100 días que con mucho sacrificio llevamos adelante la cuarentena. Mientras eso pasaba hemos visto por parte del Gobierno nacional acciones avasallando la República y las garantías constitucionales”, expresaron en un comunicado, entre otros, los diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires, Mariana Zuvic y Juan Manuel López y los legisladores porteños Facundo del Gaiso, Claudio Cingolani, Hernán Reyes, Lucía Romano y Cecilia Ferrero.

Los referentes de Carrió aseguraron que “la Ciudad de Buenos Aires viene trabajando y tomando decisiones con prudencia, seriedad, datos y evidencia. En ese sentido, pedimos a las autoridades de la Ciudad que este sea un último gran esfuerzo para permitirnos programar y garantizar una salida definitiva en forma ordenada con objetivos muy claros de cuidado colectivo” y que “no es justo ni sanitariamente estratégico que la Ciudad tenga que atar su plan de salida ante la ineficiencia en la aplicación de políticas públicas de salud y seguridad que todos observamos en la gestión de la pandemia por parte de Axel Kicillof”.

Finalmente, propusieron que al Gobierno porteño una “salida ordenada y previsible que permita contener las demandas de un pueblo que quiere cuidar su salud, trabajar y construir un futuro. Es hora de dar un paso más”.

El ala bonaerense de los “lilitos”, en un comunicado similar atacó al gobernador de la Provincia diciendo que “no sea necio ante su fracaso, no va solo contra la pandemia. No nos conduzca a una victoria pírrica cuyo éxito esté nada más que en su realidad y la de sus fanáticos. Convoque a una gran mesa plural”.

En la misma jornada y casi a la misma hora difundió otro comunicado Juntos por el Cambio, ya no por críticas a la cuarentena sino a la investigación por el presunto espionaje durante el Gobierno de Mauricio Macri.

El documento, que firmaron entre otros el expresidente; el jefe de Gobierno, Carrió, Jorge Macri,Alfredo Cornejo, Diego Santilli, Miguel Ángel Pichetto, Mario Negri, Marcos Peña, Luis Naidenoff y Fernando de Andreis, se tituló “Unidos en defensa de la verdad y la transparencia”.

Allí la oposición hace referencia a que “fuerzas de seguridad allanaron el jueves el departamento del exsecretario presidencial Darío Nieto” en la causa que investiga espionaje y que “estamos tranquilos, porque creemos en la integridad moral de Darío y confiamos en que la Justicia demostrará que es inocente”.

“Sí nos preocupa que, mientras la sociedad está angustiada por la pandemia, un sector del oficialismo parece enfocado en enrarecer el clima político, con el aparente objetivo de conseguir la impunidad de exfuncionarios procesados o condenados por corrupción”, sostuvieron los referentes de la oposición y señalaron que “esto ocurre, además, en medio de una serie de atropellos institucionales, que van de la escandalosa última sesión del Senado y los superpoderes presupuestarios, hasta un intento de expropiación inconstitucional y la discriminación a las provincias gobernadas por nuestra fuerza política, entre otros”.

Aseguraron que “nuestro gobierno fue transparente y honesto” y que “Juntos por el Cambio está unido en defensa de las instituciones democráticas y en ponerle un freno a los intentos de algunos de decirle a la sociedad que todos los políticos son igual de corruptos. No es así”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario