Flexibilización de las restricciones

Política

La flexibilización de las restricciones para desplazarse, trabajar, abrir comercios y, especialmente, volver a las clases presenciales, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el Área Metropolitana (AMBA), merecieron una cantidad de conferencias de prensa y horas de explicaciones, tanto de los funcionarios porteños, como de los bonaerenses que estuvieron en veredas opuestas por estas cuestiones, aunque ahora parecen haber coincidido en una resolución que, al menos en apariencia, es bastante parecida y que trae tranquilidad a los padres sobre todo, a los que trabajan.

“Es la primera vez que veo a los chicos tan contentos por volver al colegio”, señalaba con alguna ironía un padre de mellizos, ya preocupado por el impacto emocional de las clases “virtuales” y la falta de socialización con sus pares de más de un año.

Por supuesto que seguramente ahora comenzarán los conflictos y exigencias de algunos gremios docentes, especialmente después que algunos sindicatos, como el del Congreso, o Camioneros, hicieron planteos de 40% o hasta 50% de aumentos, lo que complica aún más los índices inflacionarios que solo parecen querer controlarse vía el precio de algunos alimentos, mientras el resto de las variables, desde combustible hasta ciertos servicios, exceden las previsiones.

Igual el retorno a Fase 2 o 3, mejoro el ánimo social general en el área metropolitana, que venía muy caldeado entre otras cosas, porque además de los aumentos, los movimientos sociales vienen con presión ininterrumpida desde hace 2-3 semanas, con cortes continuos tanto en plena City porteña, como en algunas vías centrales de acceso y un par de puentes, lo que hizo que fuera casi imposible circular algunos días.

Dejá tu comentario