Cinco claves sobre la nueva Ruta de la Seda, el proyecto que desvela a China

Política

Se trata de un ambicioso proyecto impulsado por la República Popular China que pretende formar un conjunto de enlaces marítimos y ferroviariosa través de los cinco continentes.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) se orienta a impulsar la cooperación y la conectividad entre los países a través de dos componentes principales: uno de carácter terrestre (la "Franja Económica de la Ruta de la Seda") y otro transoceánico (la "Ruta Marítima de la Seda")

El proyecto estuvo inicialmente enfocado en Asia Central pero fue ampliando la participación a otras regiones y en la actualidad más de 140 países de África, Asia y Medio Oriente, Europa, América Latina y el Caribe, Oceanía se adhirieron.

Fue propuesto en 2013 por el Secretario general del Partido Comunista de China, Presidente de China, Xi Jinping, quien lo vinculó a la antigua ruta comercial euroasiática conocida como Ruta de la Seda. El primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional fue celebrado en Beijing en 2017.

El proyecto que presenta Xi Jinping tiene dos ejes. El proyecto terrestre uniría a China con Pakistán, Afganistán, Turquía, Moscú, Kazajistán, Turkmenistán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán y Europa mediante los Balcanes hasta llegar a París.

En segundo lugar, el proyecto pretende llegar a América Latina, África y Oriente Medio mediante una ruta marítima, prácticamente controlada por el estado chino. Esto implica la instalación de bases militares y puertos comerciales en los océanos índico y pacífico.

Dejá tu comentario