29 de diciembre 2019 - 12:12

Acusan a Massalin y funcionarios macristas de beneficiar a las grandes tabacaleras

La pyme nacional Tabacalera Tabacalera Sarandí (TS), acusó al gigante mundial Philip Morris-Massalin Particulares, de realizar maniobras junto a funcionarios de la administración del ex presidente Mauricio Macri, para aprobar la reforma impositiva al tabaco que reduce alícuotas para grandes corporaciones e introduce un impuesto mínimo, perjudicando a las pequeñas y medianas empresas, según se informó en un comunicado.

Sede de Massalín Particulares en la provincia de Corrientes.

Sede de Massalín Particulares en la provincia de Corrientes.

Noticias Argentinas

La pyme nacional Tabacalera Sarandí (TS), acusó al gigante mundial Philip Morris-Massalin Particulares, de realizar maniobras junto a funcionarios de la administración del ex presidente Mauricio Macri, para aprobar la reforma impositiva al tabaco que reduce alícuotas para grandes corporaciones e introduce un impuesto mínimo, perjudicando a las pequeñas y medianas empresas, según se informó en un comunicado.

En una querella presentada ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Número 4 por la causa Nro. 5076/2019, Tabacalera Sarandí asegura que, Massalin Particulares, con más del 70% del total del mercado, y funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ministerio de Hacienda, y Secretaría de Salud, utilizaron reportes e información desactualizada y falsa para impulsar el sistema impositivo para el sector, incluido en la reforma tributaria de la Ley 27.430.

Es importante alertar que en estos procesos participaron importantes ministros, secretarios, y directores de AFIP, ligados al macrismo, tendientes a favorecer prácticas monopólicas, y que además obtienen voluntades de funcionarios que no defienden los intereses de un país, sino de empresas extranjeras acostumbradas a girar cientos de millones de dólares por año, durante muchas décadas. Son los verdaderos dueños de la economía y el esfuerzo de los argentinos”, afirmaron representantes de Tabacalera Sarandí.

La compañía denunció irregularidades en el proceso al afirmar que dichos funcionarios del Estado Nacional “omitieron dar intervención a la Comisión Bicameral para la Reforma Tributaria –ley 27.260– para que se analizara y evaluara el proyecto de ley”.

La reforma, dice el documento, fue “armada como traje a medida” para empresas multinacionales -en particular Massalin Particulares-, y “perjudicó directamente al sector Pyme de esta rama de la industria y desfinanció el sistema de salud”.

“El mensaje del Poder Ejecutivo número MEN 2017-126 APN-PTE de fecha 15/11/2017, ingresado a la Cámara de Diputados de la Nación el mismo día, fue suscripto por Nicolás Dujovne, ex ministro de Hacienda, Marcos Peña, ex jefe de Gabinete de Ministros y Mauricio Macri, ex presidente de la Nación”, finaliza la introducción del documento presentado por la compañía.

En lo que refiere al sector del tabaco, la reforma tributaria de la ley 27.430 modificó la tasa general de impuestos internos, disminuyéndola del 75% al 70%, y estableció un impuesto mínimo fijo de $ 28,00 -actualizable- para cada envase de veinte unidades.

Aplicada la tasa general del 70% del impuesto, que da como resultado $28 – equivalente al impuesto mínimo – el precio de venta resulta en $51,69. Todos los precios de venta que sean mayores a este valor liquidarían y pagarían con la alícuota del 70%, mientras que todos los precios de venta que sean inferiores tributarían el pago del impuesto mínimo.

Esta reducción benefició exclusivamente a las grandes empresas que son las que comercializan las marcas más caras, como Marlboro; Phillip Morris; Benson & Hedges; Parliament; entre otras.

Dejá tu comentario

Te puede interesar