Confesión de Melconian: no cree en los "relatos" y reclama a los políticos que digan la verdad

Política

El economista recomendó al Gobierno "decir las cosas como son". Además, dijo la Argentina "sigue en internación y va a seguir así", al tiempo que cuestionó el programa acordado con el FMI.

El economista Carlos Melconian, siempre cercano al presidente Mauricio Macri pero crítico de algunas cuestiones de gestión del Gobierno, consideró "a la gente hay que decirle la verdad" y que "no va más para ganar".

"La gente tiene que premiar al que le dice la verdad. No va más mentir para ganar", afirmó en declaraciones al canal A24. Y recordó: "En un momento me corrieron de la campaña porque me dijeron 'vos decís la verdad'".

"Es parte de la responsabilidad de la sociedad demandar que no mientan más, que digan cómo son las cosas. El día que seamos más lo que queremos que nos digan la verdad, habremos cambiado", lanzó.

Sin dar nombres, también deslizó una crítica a gurúes comunicacionales de los dirigentes: "Hay que decir la verdad porque eso da espalda para gobernar. ¿Qué es eso de tener un relato, de tener una cosa épica? Eso es todo un cambalache. ¿El día que te aplasta la realidad qué vas a decir? No tenés más nada para decir". En ese sentido, le recomendó al presidente Macri evitar diagnósticos del estilo "lo peor ya pasó".

El extitular del BNA, llamó a "dejar de joder con la grieta", porque "los extremistas no pueden participar más, no sirven para nada". Además, ratificó su apoyo a Macri en busca de la reelección.

"En ningún momento me he separado del Presidente. Me junto con él y las cosas que hablamos quedan entre nosotros", expresó. Y remató: "En este contexto ya estaría la reelección de Macri. El mayor activo es que no hay nada enfrente, o está el lobo feroz".

• Economía y FMI

Sobre el presente económico, Melconian dijo que "Argentina sigue en internación y va a ser así. Estamos en la transición de la transición, no es un programa definido".

"La complicación llegó a un nivel tal que el único lugar donde hay plata en el mundo es el Fondo y con eso vino un menú, que debe ser el tomo uno de 1944 cuando se creó el Fondo, y es duro", aseveró. Y agregó: "Ni siquiera es una receta, no es nada sofisticado, es muy tosco. Vienen a apagar el fuego".

En ese sentido, el economista opinó que "rediscutiría con el Fondo para ver si gano independencia, no para patear el tablero. Rediscutí todo lo que quieras, pero el compromiso hay que cumplirlo".

Dejá tu comentario