Confirmado: la UTA no adhiere al paro de Moyano

Política

El secretario general de la UTA, Roberto Fernández, anunció que el gremio no adherirá al paro general de las centrales opositoras previsto para el próximo jueves, por lo que el servicio de colectivos funcionaría normalmente.

"Estamos de acuerdo con todos los reclamos de las CGT pero lamentablemente este momento vemos la situación económica que vive el país con los fondos buitre y no compartimos el paro, así que no vamos a adherir", sostuvo Fernández en conferencia de prensa tras un plenario de jefes seccionales de todo el país.

Ámbito Financiero había adelantado que la UTA no se plegaría a la medida de fuerza porque la convocatoria había sido "muy desprolija", según indicó Mario Calegari, número dos del gremio.

El dirigente dijo que, de todos modos, la UTA "quiere adherir a una lucha" junto a las centrales obreras; que no tiene "ningún acuerdo con el Gobierno" y remarcó: "Nosotros no recibimos presiones de ningún tipo, ni de un lado ni del otro".

"Los subsidios son para los empresarios, no para nosotros. Lo que hagan los empresarios con el Gobierno no es problema nuestro. A veces se confunden, pero nosotros hablamos con el Gobierno como cualquier dirigente que quiere defender sus derechos", remarcó.

Desde la sede de la UTA, Fernández garantizó que los trabajadores del sindicato "van a estar en su puestos de trabajo" el próximo jueves, aunque se adelantó a posibles inconvenientes en la circulación, al señalar: "Les pedimos a todos que nos respetemos porque los que viajan arriba de los colectivos son traba y cada uno ante la medida de fuerza hace lo que siente".

"Estamos de acuerdo con los reclamos, pero no con la acción. No somos nenes que nos van a arriar como quieren. Si no hay un plan de lucha, hacemos 24 horas de paro y después qué. Si en cambio hacemos un plan de lucha quizás el gobierno entiende que tiene que escucharnos", completó.

Sin embargo, capítulo aparte será el de las organizaciones de izquierda, tanto políticas como el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y el Partido Obrero (PO) como de piqueteros, como la Corriente Clasista y Combativa, que prometieron activar el paro con movilizaciones y bloqueos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario