Consejo: voluntad de acatar pero en alerta por escaso tiempo

Política

Dilema: hacer elección o selección sobre lo anterior. La política empieza a mirar mejor votar nueva ley.

El clima que atravesó la reunión de la Comisión de Reglamentación del Consejo de la Magistratura fue que tanto jueces como abogados quieren cumplir con el fallo de la Corte Suprema que ordenó la integración de siete plazas más al declarar inconstitucional la actual conformación, pero a la vez, advierten que el plazo es de imposible cumplimiento. Mientras que el estamento político es el que suele tener cruces fuertes, la jornada la marcaron las fricciones de representantes de los letrados y de la Asociación de Magistrados. Le dieron mil vueltas al asunto y esbozaron todas las posturas posibles, pero también afloraron internas propias de cada sector. Sorpresivamente (para algunos) las coincidencias sobre la necesidad de usar los 120 días para sancionar una nueva ley con “equilibrio” fueron la guía para los consejeros legisladores. ¿Es eso lo que pudo haber propiciado la Corte con su sentencia?

Con representantes de la FACA, del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal -con el vehemente Jorge Rizzo- y con Marcelo Gallo Tagle por los jueces se habló de pedir “aclaratorias” al máximo Tribunal y se habló del riesgo de un rebrote de covid para llevar a cabo de forma exprés el proceso electoral que requeriría repartir las sillas nuevas. La dicotomía fue “elección” o “selección”, ante la chance de completar los representantes apelando a la última elección. Si Gallo Tagle propuso eso, le replicó el consejero de la Celeste Alberto Lugones oponiéndose rotundamente. Los Celestes estuvieron a nada de arrebatarle la hegemonía a los Bordó, hace menos de un mes. Gallo Tagle advirtió que si discuten los puntos de conflicto dentro de su comisión directiva nadie sabe lo que puede surgir de ese debate donde las otras listas podrán opinar.

Rizzo le apuntó a la FACA y también a la Corte por haberlos puesto en una encrucijada con los tiempos. Los abogados son los que más fuerte interna tienen y un padrón mucho más numeroso como para preparar una elección a las apuradas, encima con la inminencia que tenía la de autoridades para el Colegio Público de la Capital, bastión que se usa como trampolín para el Consejo. En eso, el camarista Ricardo Recondo alertó que si se llegaba al día 121 sin amoldarse al fallo, peligraría hasta el pago de los salarios del Poder Judicial. A escondidas, los demás se persignaron, por las dudas. Abogadas feministas hicieron presentaciones para que se respete la paridad de género. La amenaza para los meses subsiguientes es la judicialización.

Reglamentación quería votar efectivamente el Reglamento que fije un plan de acción. Ahí hubo vacilaciones porque los delegados de los estamentos organizados no estaban mandatados para definir. Se van a girar las propuestas para que cada uno agregue o quite lo que defina en sus comisiones directivas. Elección o selección, es la clave. Mirar los últimos comicios y definir quién lo ocupa o hacer nuevos para mandatos cortos.

Graciela Camaño -quien hace rato está en posición de arbitraje- sostuvo que la ley nueva debe ir a sesiones extraordinarias del Congreso en el verano. Pablo Tonelli del PRO y Diego Marías del larretismo coincidían, incluso con representantes como Vanesa Siley del FdT y otros oficialistas con el objetivo de sancionar una nueva ley que además asegure que la Corte queda afuera del reparto de sillas. Actuaría como una suerte de “cuco”. Hubo algunos que expresamente dijeron que el Consejo de 20, en realidad, nunca funcionó bien.

Hubo sintonía de diálogo. Ese fue el dato preponderante del espíritu que atravesó al estamento político. Los plazos son urgentes si se toma este camino, por lo que el manual indicaría que mientras se haga la apuesta al consenso político, deberán ocupar las 7 sillas por las dudas de no llegar con el due date. El riesgo, como advirtió Ámbito, es el “shutdown” del Consejo a partir del 16 de abril.

Hubo consejeros que hicieron otras cuentas: el 2022 de todas formas pintaba de parálisis para el Consejo por las elecciones internas que cada estamento debe realizar. Y puede haber ley, lo que no significa que haya consenso para sacar ternas. Guatepeor. Por las dudas, alguno preguntó si hacía falta levantar la feria para tratar esos asuntos. El lunes se decide.

Dejá tu comentario