La Ciudad aprobó el protocolo para uso de espacios comunes en edificios

Política

La medida apunta a permitir la utilización de parrillas, terrazas, canchas de tenis, parques, correderas y lavaderos. Será solo para quienes vivan allí.

La Ciudad de Buenos Aires habilitó el uso de espacios comunes en edificios porteños. La autorización alcanza a quienes vivan en el lugar. Se les permitirá utilizar parrillas, terrazas, canchas de tenis, parques, correderas y lavaderos con turno previo. Cómo será el protocolo que comenzará a regir desde la próxima semana, cuando sea publicado en el boletín oficial.

En pleno ascenso de casos de Covid-19 en territorio nacional, el gobierno porteño continúa con su plan de apertura que en esta oportunidad abarca a las familias que habiten en edificios y que desde el comienzo de la pandemia se vieron imposibilitados de utilizar espacios comunes.

De acuerdo al protocolo aprobado por las autoridades porteñas, no podrán acceder a dichos espacios aquellas personas que sean ajenas al edificio, como tampoco quienes sean grupo de riesgo.

Además será obligatorio el uso de tapabocas para todos los presentes con el objetivo de evitar los contagios y, siguiendo esa línea, también deberán mantener distancia mínima de 1.5 metros. Al mismo tiempo, estos espacios deberán ser desinfectados y limpiadas sus superficies cada vez que seas utilizados.

A su vez, solo podrán ser utilizados en los días y horarios que se hayan establecido en el reglamento de copropiedad, siempre y cuando cuenten con buena ventilación para evitar la propagación del virus.

Clipboard01.jpg

Parrillas

Para el uso de las parrillas en espacios cohabitables recomendaron la presencia única de la persona que cocine, siendo la misma encargada de llevar los alimentos al departamento. Sin embargo, si el espacio cuenta con quincho podrán hacer uso de las instalaciones solo los cohabitantes de una misma unidad funcional.

Luego de finalizado el uso de la parrilla, recomiendan desinfectar y limpiar las superficies con productos como lavandina, alcohol o soluciones sanitizantes.

Parque, corredera y terrazas

En cuanto al uso del espacio en parques, correderas y terrazas, el protocolo establece “el ingreso de una persona cada 15m2, debiendo cada consorcio establecer la cantidad máxima que pueden acceder en simultáneo”.

A propósito del tiempo de uso, señalan que lo recomendable son 45 minutos y turno previo. Se deberá utilizar tapabocas como elemento de protección individual durante todo el tiempo que la persona permanezca o transite dentro de los mismos.

Respecto al higiene agregan que a las recomendaciones de no salivar, toser o estornudar sobre el codo, señalan que en caso de utilizar pañuelos descartables deberán ser descartados inmediatamente en un tacho.

Canchas de tenis

Con respecto a las canchas de tenis, el protocolo señala que solo se podrán usar por 60 minutos, con turno previo y bajo la modalidad “single”, es decir, dos personas por partido.

Los jugadores deberán contar con barbijo y solo se lo podrán retirar en el momento en que comience la práctica. A su vez, recomiendan que cada uno lleve su botella de agua, toalla y demás pertenencias para evitar compartir y con ello transmitir el virus entre ambas personas.

La presencia de terceros no está autorizada y se desaconseja el uso de muñequeras, frecuentemente utilizadas para secar la transpiración.

A la hora de ingresar a la cancha, se realizará manteniendo la distancia social y solamente de a un jugador por vez. Las pertenencias de los mismos deberán ser dejadas en extremos opuestos.

Sobre el calzado, señalan que deberá ser sanitizado previamente a la práctica deportiva pero también al finalizar. Lo mismo con el material personal de juego, que no podrá ser compartido, como tampoco la raqueta.

Lavadero

El protocolo establece que la ropa sucia deberá ser llevada en bolsas y vaciarla directamente por completo en el lavarropas sin sacudirlas ni tocar otro implemento del lugar. Si esto último ocurre, deberá ser limpiado con desinfectante.

Cuando el lavado termine deberá que higienizarse las manos para tirar la ropa limpia. Además, de ser posible, recomiendan utilizar un rociador de agua con lavandina diluida y toallitas descartables para limpiar las superficies antes de salir del lugar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario