Costumbres

Política

«Un embajador me invitó a comer un puchero hace unos días y me mostró una foto. '¿Le gusta?' 'Sí, me gusta' -le respondí. Era de ese embajador en frac entregándole cartas credenciales a Isabel II reina de Inglaterra. Entonces me dijo: 'Si le gusta, ¿no puede hacer algo para que los embajadores tengan una foto así con el presidente argentino?» Lo contó ayer Rafael Bielsa en la sesión de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado cuando Eduardo Menem criticó la reticencia para recibir embajadores de Néstor Kirchner.

Los diplomáticos que llegan al país suelen ser recibidos por Daniel Scioli cuando el vicepresidente está a cargo del Poder Ejecutivo, en tandas de embajadores que se acumulan en espera de esa vacancia. En algún caso, y ante la ausencia de Scioli del país, ha sido el propio Bielsa quien recibió esas cartas credenciales.

«No cae bien en el exterior que el Presidente no reciba las cartas credenciales de los embajadores»,
se quejó el senador peronista disidente por La Rioja.

El canciller admitió la queja y casi se le sumó a Menem. «Su preocupación es la mía», concedió y hasta se permitió una autoflagelación: «Desde el ministerio se extreman las medidas de cortesía hacia los embajadores para que permitan que un mero canciller les reciba las cartas credenciales».

Sin encontrar otra explicación, Bielsa cerró el debate: «Tienen que entender que el hombre es el hombre y sus costumbres».

Dejá tu comentario