Cristina volvió a reclamar que avancen las causas contra represores

Política

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reclamó nuevamente que "se haga justicia" y "se juzgue a los responsables" de la violación de los derechos humanos durante la última dictadura militar, al hablar en el acto de creación del Centro Internacional para la Promoción de Derechos Humanos.

"Quiero reclamar, con todo respeto a la división de los poderes, no celeridad ni tratamiento distintivo, sino una vez más que se haga justicia y se juzgue a los responsables", expresó la presidenta en la ceremonia realizada en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Allí funcionará el flamante Centro Internacional para la Promoción de Derechos Humanos, creado por convenio entre el Gobierno nacional y la UNESCO, representada en el acto por su director Koichiro Matsuura.

Cristina afirmó que el emplazamiento del Centro de la UNESCO implica una "distinción" para Argentina y a la vez el "reconocimiento de la más grande tragedia que vivió nuestro país, cuyas secuelas aún sufre la sociedad".

Explicó que las secuelas están en el desconocimiento "en la absoluta mayoría de los casos" del "destino de miles y miles de argentinos y argentinas desaparecidos y desaparecidas, privando a sus familias y seres queridos de uno de los derechos más antiguos de la humanidad".

"Como Sófocles lo reveló magistralmente en Antígona, el derecho de rescatar, honrar y recordar a los seres queridos" agregó.

Indicó que se trata de "una de las causas de los delitos de lesa humanidad, no la única pero sí uno de sus signos más distintivos" e instó a "honrar la memoria y la verdad".

"La justicia aún no ha sido honrada. Si bien hemos conseguido a través de los poderes del Estado la anulación de las leyes de impunidad y que esa inconstitucionalidad fuera reconocida por nuestro más alto tribunal, estas demoras hieren a la majestad de la justicia", afirmó.

La presidenta celebró la nueva identificación que se produjo de una nieta de desaparecidos y destacó la tarea de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo -presentes en el acto- que "en medio de tanto dolor, tanta tragedia, desolación y muerte" salieron "un día a buscar a sus hijos y se encontraron con el pueblo".

"Hoy por esas cosas que algunos llaman casualidad pero yo llamo señales de una labor incansable, se acaba de descubrir la identidad de una nieta más" dijo y consideró que se trata de un "canto victorioso sobre la muerte, sobre los que quisieron tapar la verdadera historia".

Consideró que el derecho de la identidad es "un derecho colectivo", que "todos los argentinos tenemos la obligación y el deber de conocer".

En ese sentido afirmó que "todos los poderes del Estado y también los medios de comunicación tienen la obligación de ayudar a que todos sepamos la verdad de la identidad de todos los hijos de los detenidos desaparecidos".

"Tiene que haber honestidad intelectual en quienes ungidos por el voto popular o con la obligación de informar a la sociedad den cuenta de esas identidades y contribuyan con todos los instrumentos y hasta también con decisiones personales a reconocer estas identidades", dijo.

"Sólo entonces estaremos haciendo justicia a esos cientos de hombres y mujeres jóvenes que aún no saben quiénes son" agregó e incluyó también en el pedido a "aquellos que negándose por todas las historias terribles y trágicas que atravesaron".

Matsuura antecedió a Cristina en el uso de la palabra, ocasión en la que elogió la tarea del gobierno nacional en materia de derechos humanos y la elección del edificio que fue de la ESMA como centro de la memoria.

"Representa un apropiado símbolo de la contribución de América Latina en la promoción de los derechos humanos a nivel global" dijo, destacando la importancia del patrimonio documental que contiene y que abarca desde 1976 a 1983.

"Fue una espléndida decisión, que convirtió un centro de detención, tortura y muerte en un centro para cultivar la vida, los derechos humanos y la paz".

La mandataria finalizó su discurso agradeciendo y elogiando al director general de la UNESCO por la distinción, y destacó que la decisión de abrir en Argentina este Centro "nos ubica en la vanguardia" de la lucha por los derechos humanos.

También estuvieron presentes el canciller Jorge Taiana; el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco; el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, el director del Centro Cultural Haroldo Conti: la presidenta de Abuelas, Estela Carlotto; Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora, entre otros.

Dejá tu comentario