De Narváez confirmó un acercamiento con Solá y Macri en la Provincia de Buenos Aires

Política

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, reunirá esta semana a Francisco De Narváez y Felipe Solá con el objetivo de sellar un acuerdo que incluya a los tres en las próximas elecciones en la provincia de Buenos Aires.

La jugada, que fue confirmada por De Narváez, contribuye a la división del arco opositor bonaerense en dos frentes, lo que puede replicarse en el resto del país: uno peronista disidente y el otro que incluye a Elisa Carrió, el socialismo, la UCR y Julio Cobos sumando a la ecuación.

"Estoy contento y acepto muy gustoso el plan de Mauricio de sentarnos en una mesa a conversar y no tengo dudas de que ahí va salir una expresión que será importante para los bonaerenses", sostuvo De Narváez en declaraciones a FM Millenium.

El legislador anticipó que la cumbre se realizará este lunes o martes con la idea de "iniciar un camino de búsqueda de consensos" para "empujar juntos y unidos para empezar a dar una nueva forma de hacer política en la Argentina, con menos vedetismo".

De todos modos, a pesar del acercamiento para conformar un polo opositor capaz de derrotar al kirchnerismo en las legislativas de octubre, persisten las ambiciones personales y los tironeos para definir la cabeza de lista, luego de que De Narváez se negara a secundar al ex gobernador por pedido de Eduardo Duhalde.

La realidad indica que mientras De Narváez pretende renovar su banca como diputado y ser candidato a gobernador en 2011, Solá quiere demostrar en octubre que puede postularse dentro de dos años para suceder a la presidenta Cristina Kirchner.

Por eso, De Narváez volvió pedir este domingo elecciones internas abiertas para definir las candidaturas, por considerar que se trata de "una manera de darle calidad a la política" frente a "un oficialismo que quiere encerrar" al PJ disidente, una idea que fue rechazada por el jefe de PRO bonaerense, Jorge Macri.

"Hay que sacarle drama al tema de quién encabece y hacer algo grande. Si no podemos solucionar los problemas de la lista, no sé si estaremos a la altura de solucionar los problemas del país", sentenció el primo bonaerense de Macri.

A su turno, De Narváez negó que tenga "diferencias personales" con Solá, pero sí admitió que mantiene "diferencias políticas", especialmente en materia de lucha contra la inseguridad.

De todos modos, remarcó a pesar de eso a ambos les cabe la "responsabilidad de representar la votación de millones de bonaerenses que quieren una alternativa al kirchnerismo".

"Las vocaciones ya están manifestadas. Si se da está alianza el kirchnerismo pierde la elección", sentenció De Narváez.

Macri y De Narváez ya fueron socios en las elecciones de 2007, cuando el diputado del PJ disidente cosechó más de un millón de votos -acompañado en la fórmula por Jorge Macri- y terminó en el tercer lugar en la elección de gobernador bonaerense, apenas por debajo de Margarita Stolbizer, de la Coalición Cívica.

La novedad será la incorporación de Solá, que justamente en 2007 fue a la cabeza de la lista de diputados del kirchnerismo luego de gobernar seis años la provincia, pero que terminó rompiendo relaciones con la Casa Rosada tras el conflicto con el campo.

Dejá tu comentario