D'Elía reservó plazas para impedir actos del campo

Política

Se arriesgará nuevamente el gobierno a alentar manifestaciones de piqueteros contra el campo, que cree le suman apoyo a Cristina de Kirchner. Les dio el permiso ahora para un programa de marchas, que esconde la intención de frenarlos en las calles y que acoten su presencia a festejos conmemorativos. Además, la movida se anticipa al acto que pudiera organizar el campo en las próximas fechas patrias, como el pasado 25 de mayo.

Así, ayer, una asamblea de piqueteros del kirchnerismo, con Luis D'Elía y Edgardo Depetris como caciques de esas tribus, anunció que a partir del lunes se volcará a una serie de actos de «desagravio» para el gobierno.

Son los mismos activistas a los que Néstor Kirchner convocó la semana pasada en una agenda de reuniones que promovieron documentos de apoyo a su esposa en la crisis con el sector agropecuario.

Pero la estrategia para con los grupos más confrontativos es ahora mantenerlos en actos específicos y evitar así que se plieguen a protestas de choque en las rutas en medio de las medidas de reclamo del campo.

Los movimientos sociales, que debatieron ayer en una suerte de asamblea en el porteño Hotel Bauen -ocupado por ex empleados- arrancarán el lunes con una recordación peronista, a la tarde, en lo que fueron los basurales de José León Suárez, donde ocurrieron, en 1956, los fusilamientos por orden de la llamada Revolución Libertadora.

Pero las concentraciones más numerosas están previstas para las próximas fechas patrias. Uno se realizará en torno al Monumento a la Bandera, en Rosario, donde el 25 de mayo pasado los representantes y adherentes del sector rural realizaron un importante acto cuya concurrencia se estimó en 300.000 personas.

Los piqueteros, agrupados en una treintena de organizaciones diversas, planifican estar en ese mismo lugar el 20 de junio próximo en lo que llaman una marcha de «desagravio».

El programa continuará el 9 de julio con otra movilización «masiva» a la Plaza de Mayo.

  • Propuestas

    Ayer, unos mil representantes de los movimientos sociales votaron las propuestas que les llevaron los conductores de esa movida, la segunda que el grupo realiza en el año.

    Estuvieron, además de D'Elía y Depetris, dirigentes del Frente Transversal Nacional y Popular, el comedor Los Pibes de La Boca, Movimientos Octubre, MP 29 de Mayo, e Intransigencia Popular, entre otros.

    D'Elía presentó el plan de movilizaciones y pidió que «los que estén por la negativa, levanten la mano», algo que por supuesto nadie hizo y quedaron aprobados los actos en Rosario y la Plaza de Mayo.

    «Hoy vimos en cadena nacional a quienes iban a declarar al juzgado de Carlos Villafuerte Ruzo», ironizó el piquetero, para referirse a Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria Argentina (FAA).

    «También yo fui procesado por Villafuerte Ruzo y por el fiscal Juan Murray y no fue ningún medio de comunicación a cubrirlo», reprochó. «Jamás vi a Carrió, a Morales, a Stolbizer ni a Binner llegar con una línea de solidaridad», se quejó.

    Previamente, el piquetero había realizado un «homenaje a los 3.000 procesados de los movimientos sociales y a los 30 muertos que tenemos» y dijo que al «gobierno no le va a temblar el pulso para defender los reclamos del pueblo».

    «No hay obligación de consensuar, hay obligación de gobernar», resumió.

    «Vamos a ir a refrescarle la memoria a la oligarquía por tanta barbarie y tanta muerte», dijo D'Elía en referencia al acto de José León Suárez, y que «a ellos que son supuestamente la civilización, pero que siempre son ellos los que matan, los que quiebran la democracia».

    Depetris prefirió hablar del dólar y dijo que «baja porque los exportadores de granos liquidan a razón de 150 millones por día. No puede haber vuelta atrás, porque las retenciones son una medida distributiva», explicó el diputado.
  • Dejá tu comentario