Demora el gobierno acto en las Malvinas

Política

El 8 de abril de 2004 finalizó la construcción del monumento a los caídos en Malvinas y se emplazó en el predio del cementerio de Darwin a 80 kilómetros de la zona urbana de Isla Soledad. La obra formó parte del conjunto de gestos de confianza acordados en el memorando de entendimiento firmado por los dos países en 1998.

Nunca se inauguró. Como todos los años, este jueves, la Cancillería expondrá ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas los reclamos por la soberanía del archipiélago, mas no tiene en agenda renovar el pedido al Reino Unido para el viaje de un contingente de deudos a la inauguración del cenotafio en Darwin. Hace 5 meses (el 18 de enero) Cristina de Kirchner se comprometió en público a colaborar con la Comisión de Familiares de los Caídos en Malvinas para la realización de la visita inaugural, promesa vacía hasta hoy. El viaje quedó en el limbo desde que esa ONG de familiares de los soldados muertos en el archipiélago recurrió por ayuda al gobierno nacional. Hasta ese momento el periplo formaba parte de los tópicos bilaterales comprendidos en ayuda humanitaria. Sin embargo, desde la asunción de Jorge Taiana al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores, la actividad de la Comisión de Familiares de los Caídos creadora y realizadora del cenotafio en Darwin- ingresó de lleno a la esgrima política con Gran Bretaña, sin que sus autoridades pudieran evitarlo. El canciller bloqueó la posibilidad de concretar el viaje -por buquecomo estaba previsto y formuló a Gran Bretaña el pedido de que el traslado de los más de 700 deudos a Darwin debía hacerse por avión. Esa misma solicitud salió luego de boca de la Presidente. Londres se opuso como era de esperarse, con argumentos del propio gobierno nacional; Néstor Kirchner había suspendido durante su presidencia los vuelos charter a las Islas, entonces los británicos (por presión de los kelpers) aducen ahora que esa prohibición alcanza a la petición del vuelo especial para la inauguración del monumento. ¿Buscó Taiana descolocar a la contraparte mostrándolos intransigentes, aún con un supuestovuelo solidario?

La denegatoria británica tiene otra razón que conoce muy bien uno de los miembros de la comitiva que acompaña a Taiana en Washington: el embajador Eduardo Airaldi, director general de Malvinas y Atlántico Sur. Y es que la diplomacia inglesa ya había dado su aprobación al traslado por barco, aunque sujeto a que el buque fuese de tercera bandera. Como se sabe, no hay profesional de las relaciones exteriores que se aparte de lo ya acordado, menos sin una causa valedera.

  • Argumentos

    El primero en sugerir la posibilidad del avión a los familiares fue Taiana, luego lo repitió Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia, gestor del encuentro de los deudos con Cristina de Kirchner. Todos argumentaron la conveniencia del modo aéreo dadas las edades avanzadas de los familiares que concurrirían a la ceremonia de inauguración. La misma explicación se usó para justificar la necesidad del traslado en buque en el memorando de la planificación preliminar firmado por el embajador Airaldi, el 12 de mayo de 2005, período presidencial del esposo de Cristina.

    El documento elevado al canciller Rafael Bielsa dice en sus párrafos salientes:

    1. El 6 de mayo de 2005 el Sr. canciller recibió en audiencia a directivos de la Comisión de Familiares de los Caídos en Malvinas, los cuales entre otros temas le reiteraron su anhelo de concretar la inauguración del Monumento a los Caídos erigido en el cementerio de Darwin. Para ello prevén el desplazamiento por vía marítima de al menos un familiar por casa, de los 649 caídos en acción en 1982.

    2. Con el objeto de iniciar el análisis de las condiciones en las que el Estado podría llegar a concretar el proyecto con fondos del Presupuesto nacional un funcionario de DGMAS (n.r. acrónimo de Dirección General de Malvinas, se comisionó al ministro Roberto Rossi) mantuvo las siguientes entrevistas: 2.1 con el señor director nacional de Transporte Fluvial y Marítimo, 2.2 con el señor jefe del Servicio de Hidrografía Naval, 2.3 con la Dra. María Maxit titular de DIPYC, quien adelantó que por el monto que podría alcanzar este emprendimiento sería necesario convocar a una licitación pública internacional para la contratación del buque.

    Más adelante el memo de Airaldi agrega:


  • 3.2 De acuerdo con lo expresado por la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas, la parte británica le ha comunicado su disposición favorable a la realización del viaje y de la ceremonia antes descriptos, pero con la condición de que el buque no sea de bandera argentina.

    3.3 De acuerdo con las primeras averiguaciones realizadas, el costo total del viaje podría llegar a u$s 500 mil, teniendo en cuenta que sólo el alquiler del buque podría alcanzar entre u$s 250 mil y u$s 300 mil.

    Dejá tu comentario