Detuvieron al exjuez Romano para extraditarlo

Política

El exjuez Otilio Romano fue detenido en las últimas horas del jueves en el balneario chileno de Reñaca y trasladado a Santiago de Chile para ser extraditado a la Argentina, donde se lo acusa de amparar delitos desde la Justicia la violación a los derechos humanos durante la dictadura militar.

El suspendido magistrado, acusado en 103 causas, fue arrestado en el lujoso departamento en el que habitaba, donde cumplía arresto domiciliario nocturno.

Esta semana, la Corte Suprema trasandina autorizó la extradición de Romano. La Segunda Sala del alto tribunal ratificó de esta forma la decisión de primera instancia del juez Sergio Muñoz, que en junio determinó que existen presunciones fundadas de participación en los delitos que le imputa la justicia argentina.

El expediente será ahora remitido al juez titular del caso, quien deberá dictar la orden para permitir a las autoridades chilenas entregar a Romano a sus pares argentinos.

Romano es acusado en la Argentina como "partícipe primario" de 103 casos de violaciones de los derechos humanos cuando ocupaba el cargo de fiscal federal en la provincia de Mendoza, durante el último régimen militar.

En su fallo, el tribunal desestimó el planteo de la defensa de Romano, que había hecho alusión al principio de reciprocidad al recordar que la Argentina se negó previamente a entregar a Chile al exguerrillero Galvarino Apablaza Guerra, procesado por el asesinato del senador Jaime Guzmán, ocurrido en 1991.

"La entrega de un sujeto por un Estado a otro (...) no es un asunto que pueda entenderse reducido a una sola tarea jurisdiccional o a la responsabilidad política del gobernante de turno", señaló el fallo y agregó que cuando se trata de "hechos que pueden ser calificados como delitos de lesa humanidad existe un compromiso a nivel internacional de los Estados involucrados".

Romano fue suspendido como juez el 25 de agosto de 2011, pero un día antes había huido a Chile tras ser citado a declarar por cargos de complicidad en secuestros, torturas y desapariciones cometidas durante la dictadura, cuando fue fiscal en la ciudad de Mendoza.

El 15 de diciembre de 2011, fue destituido por el Consejo de la Magistratura, que lo consideró "cómplice" de la dictadura militar.

Romano fue detenido en Chile en febrero de 2012, y tras ser notificado sobre el proceso de extradición en su contra se le impuso la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno en el balneario de Reñaca, a unos 120 kilómetros al oeste de Santiago.

Dejá tu comentario