Deuda: Cristina derrumba mitos y mentiras

Política

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner expuso las palabras del diputado Itai Hagman, quien cerró el debate sobre la reestructuración de deuda en moneda extranjera.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó la exposición que el diputado oficialista Itai Hagman otorgó en la Cámara baja durante el debate sobre la reestructuración de deuda emitida bajo legislación argentina el martes por la noche, con la que aseguró que se derriban mitos y mentiras.

"Derrumbando mitos y mentiras. 9 minutos y 37 segundos imperdibles del Diputado @ItaiHagman en el cierre del debate sobre la reestructuración de deuda en moneda extranjera de tu país: la República Argentina", indicó la funcionaria sobre el proyecto que se convirtió en ley en la misma jornada en la que el Gobierno acordó con los principales tenedores de bonos.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1291095283556847625

Durante su discurso, el legislador del Frente de Todos por la Ciudad de Buenos Aires consideró que "Argentina enfrenta una crisis doble y predecible producto de los desequilibrios macroeconómicos que el país sufre desde abril de 2018" y también una "crisis imprevisible producto del impacto de la pandemia".

"Este es el diagnóstico que de alguna manera subyace, que es el fundamento tanto del proyecto de ampliación presupuestaria como de la reestructuración de la deuda. Es importante discutir los diagnósticos porque de ellos emanan las políticas y, finalmente, los resultados", manifestó el diputado y añadió: "En la Argentina de los últimos cuatro años se ha vivido una experiencia bastante aleccionadora sobre la importancia de tener buenos diagnósticos. En otras palabras, hemos tenido problemas al tener marcos conceptuales que nos llevaron sistemáticamente a malos diagnósticos".

Asimismo, afirmó que: "Uno puede pensar que el problema de la inversión en la Argentina es la falta de confianza. Entonces, produce un shock de confianza, se entusiasma cuando ve que suben los títulos del mercado de valores, y después, cuando ve a la economía real, la encuentra hundida".

En otro ejemplo, expuso: "Uno puede pensar que la causa de la falta de dólares o de divisas en la Argentina obedece a las excesivas regulaciones cambiarias y de la cuenta de capital, y entonces desregula absolutamente el mercado cambiario y la movilidad de capitales, abre la economía y, en lugar de resolver el problema, lo empeora".

En ese sentido Hagman consideró que "es hora de revisar algunos marcos conceptuales" debido a que "cuando sistemáticamente se generan diagnósticos que llevan a políticas que finalmente producen resultados opuestos" a los objetivos "evidentemente hay algo de los marcos conceptuales que está funcionando mal".

"Ahora apareció un nuevo diagnóstico, que es el de la década perdida, es decir, el de los últimos diez años. La Argentina tendría desde hace diez años un problema de estancamiento y de inflación", apuntó el funcionario antes de lanzar una crítica: "Pero, claro, como hubo gobiernos de signos políticos muy distintos, se diluyen las responsabilidades y pareciera que los últimos diez años fueron todos lo mismo. Y como todo diagnóstico tiene que estar fundado en datos de la realidad, yo traje algunos".

De esta forma enumeró crecimientos económicos que se registraron durante el kirchnerismo y su posterior caída mientras gobernó Mauricio Macri, por lo que enfatizó: "Esa Argentina prepandemia es la que explica la gravedad de la crisis económica, porque imaginen qué distinta sería esta crisis si ese no hubiese sido el punto de partida".

"Entonces, si no asumimos este diagnóstico, corremos el riesgo de no resolver el tema. Nosotros no queremos volver a la Argentina prepandemia; queremos resolver los problemas que la Argentina tenía y, por supuesto, recuperar el daño que esta pandemia produjo", puntualizó.

Con varias críticas hacia funcionarios y ministros del gobierno anterior, el diputado cerró: "El 13 de marzo de 2016 Prat Gay vaticinó un ajuste fiscal tremendo en caso de no acordar con los holdouts. Fíjense cómo hacían política, atemorizando a la población, diciendo que si no pagaban a los fondos buitres tenían que hacer un ajuste fiscal tremendo. ¡La perversidad! Lo más perverso de todo es que les pagaron a los fondos buitres y después, igual, hicieron el ajuste".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario