El Senado dio el puntapié inicial al debate del proyecto que propone pagar deuda al FMI con dinero fugado

Política

La iniciativa, presentada por el Frente de Todos, busca crear un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI" con dinero fugado al exterior. Además, modifica las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal, lo que le permitiría facilitar judicialmente el acceso a los fondos fugados. 

El Senado de la Nación comenzó a debatir este miércoles el proyecto de ley que propone crear un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI" con dinero fugado al exterior, presentado con la firma de la mayoría del bloque del Frente de Todos.

Embed

Los legisladores de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda reunidos en el Salón Azul del Palacio Legislativo dieron inicio a una serie de reuniones informativas en el que oirán la exposición de especialistas en el tema. Este martes fue el turno de representantes del Banco de la Nación Argentina, así como licenciados y doctores en Economía.

Los senadores analizarán dos proyectos sobre la temática, presentados la semana pasada por el Frente de Todos, y que el interbloque de Juntos por el Cambio ya anunció que rechazará. Por un lado, la iniciativa que crea el Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI y por otro, la que modifica las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal, lo que le permitiría facilitar judicialmente el acceso a los fondos fugados.

Al inicio del debate, el senador por Salta de Juntos por el Cambio, Juan Carlos Romero, pidió que para una próxima reunión se convoquen al ministro de Economía, Martín Guzmán; al presidente del Banco Central, Miguel Angel Pesce; a la administradora Federal Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont y al constitucionalista Daniel Sabsay.

Por su parte, el senador chaqueño de Juntos por el Cambio, Víctor Zimmermann, cuestionó que este proyecto comience a ser debatido por el Senado. "Pensamos que la cámara de origen de este proyecto debería ser Diputados porque nuestra Constitución establece que es facultad exclusiva de Diputados ser origen en proyectos concernientes a contribuciones", señaló.

En tanto, el senador oficialista, Oscar Parrilli, uno de los autores del proyecto sentenció: "Este proyecto defiende la democracia y eso significa que las decisiones políticas en materia económica las tienen que tomar los funcionarios que hayan sido votados por el pueblo. Por este motivo, el objetivo es la cancelación total de la deuda con el FMI".

El director del Banco Nación Argentina, Guillermo Wierzba, el primero de los especialistas en tomar la palabra, consideró que el proyecto "es un hecho de justicia" porque servirá para resolver "mediante la responsabilización y el aporte por parte de quienes se beneficiaron con el proceso de fuga de capitales".

Además, consideró que "en el último período del gobierno de Juntos por el Cambio el tema fue paradigmático, en el último año la cifra fugada es prácticamente idéntica a la deuda y durante todo el período ambas cifras son parecidas".

El senador de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, cruzó a Wierzba por su referencia al tema de la fuga. "El expositor refirió a la fuga y los problemas recurrentes de balanza de pagos en un país que necesita dólares, pero este proyecto no se refiere a la fuga sino a los bienes no declarados en el exterior: no busca tratar de corregir la fuga de capitales", advirtió.

A su turno, la senadora neuquina Lucila Crexell preguntó a Wierzba cuál considera que es la diferencia entre fondos fugados al exterior y los fondos fugados fronteras adentro, los fondos "bajo el colchon" que tienen los argentinos". Además, Zimmermann agregó: "¿No sería un acto de justicia que se amplíe este proyecto y se cobre a los bienes que no están declarados dentro del país?.

"Este proyecto de ley no está hecho en abstracto, respecto de cualquier cuestión, sino que responde a una situación creada por una política que abrió la cuenta de capitales y facilitó la huida de fondos al exterior, eso es lo concreto", subrayó Wierzba.

El licenciado en Economía, Horacio Rovelli, fue el segundo expositor en tomar la palabra. El especialista ponderó el proyecto y lo consideró "importantísimo para permitir que la deuda la pague quien la fugó y no el pueblo argentino".

Por su parte, la directora del Banco Nación, Julia Strada, explicó el origen de la fuga e indicó: "Los dólares no los compra cualquiera, el mundo minorista accede a ellos pero no es significativo a la hora de explicar el proceso de extracción del excedente".

Además, agregó: "Este proyecto es muy específico, va contra los que ganaron, no declararon y la tienen afuera, es concreto y específico respecto a los ganadores de la etapa anterior".

A continuación, el senador de Juntos por el Cambio, Flavio Flama, pidió que los expositores explicasen por qué la oposición debería acompañar el proyecto. "¿Por qué conviene elegir este camino y no el camino ya instituido, vía AFIP, UIF y mecanismos ya previstos", cuestionó.

Sobre el cierre, la senadora del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, valoró el poder discutir este tema en el Congreso de la Nación. "Esta discusión es muy importante porque necesitamos una política de Estado que culturalmente nos haga entender que las riquezas tienen que quedarse en la Argentina para poder desarrollarnos en plenitud", dijo.

Por último, el titular de la bancada oficialista, José Mayans, insistió con los datos de la fuga macrista y los comparó con los anteriores gobiernos kircheristas. "La realidad es que, con los datos de la Secretaría de Finanzas, en diciembre de 2015 teníamos una deuda de 222.000 millones de dólares equivalente al 40% del PBI. Y en diciembre de 2019 teníamos una deuda de 323.000 millones de dólares", subrayó el formoseño.

Qué dicen los proyectos para pagarles al FMI

El proyecto que crea el Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI establece que sea constituido en moneda extranjera, dólares estadounidenses y sus recursos.

La vigencia del Fondo será hasta la cancelación total de la deuda con el FMI, o hasta el plazo que fije el Poder Ejecutivo, y sus recursos serán exclusivamente destinados a este fin y deberán contemplar los montos previstos o reservados para los incentivos a los colaboradores que contribuyan a identificar evasores.

Sostiene que el Fondo será administrado y gestionado por el Ministerio de Economía, y el proceso de contralor, fiscalización y supervisión de su gestión será realizado por la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior del Congreso.

Senado FMI (2).jpeg

La iniciativa establece que el aporte del blanqueo "no representará una nueva carga impositiva para la mayoría de los argentinos, ya que solo le corresponderá pagar a quienes tengan bienes en el exterior y estén evadiendo impuestos o lavando dinero".

Los alcanzados por esta iniciativa deberán realizar un aporte del 20% de sus bienes no declarados, porción que deberá ser abonada en dólares.

El proyecto indica que "en el caso de declarar los bienes pasados los seis meses de la entrada en vigencia de la ley, la alícuota subirá al 35%", y agrega que quienes no se allanen al pago de este aporte "corren el riesgo de tener una pena en prisión", tal como lo estipula la ley vigente.

Los senadores oficialistas proponen también usar la figura del "colaborador", que se aplicará a quienes faciliten el hallazgo de bienes no declarados. Los que ayuden a este fin serán premiados con hasta el 30% de lo que se obtenga por la información aportada.

Podrán colaborar tanto las personas físicas como también las entidades bancarias, que serán liberadas de cualquier acuerdo de confidencialidad con el evasor, tal como lo establece el segundo expediente. Los que ayuden a este fin serán premiados con hasta el 30% de lo que se obtenga por la información aportada.

La iniciativa modifica las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal, lo que le permitiría a los fiscales a cargo de la investigación de la causa no tener que esperar la autorización de un juez para acceder a esa información.

El apoyo del sindicalismo al fondo para pagarle al FMI

Previamente, en el Salón Arturo Illia del Palacio Legislativo, un grupo de sindicalistas escuchó de parte de los integrantes del bloque oficialista los detalles de los proyectos. Los gremialistas respaldaron la iniciativa oficial y se comprometieron a militarla en las calles.

Entre los principales dirigentes que asistieron al Senado estuvieron Pablo Moyano (Camioneros), Hugo Yasky (CTA), Sergio Palazo (Bancarios-CFT), Ricardo Peidró (CTAA), Héctor Amichetti (Gráficos-CFT), Edgardo Llano (APA) y Omar Plaini (Canillitas).

También participaron Hugo Godoy (ATE), Walter Correa (Curtidores-CFT), Agustina Panizza (ATE Capital) Francisco Manrique (Smata), Carlos Minucci (Apasee-CFT), Yamile Socolovsky (Conadu) y Vanesa Siley (Sitraju-CFT), entre otros.

Los proyectos en debate son dos: el primero crea el Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el Fondo Monetario Internacional y el segundo modifica la Ley 21.526 de Entidades Financieras, para actualizar y modificar las excepciones en materia de secreto bancario, bursátil y fiscal.

OSCAR PARRILLI.JPG
El Senado debate el proyecto que propone pagar deuda al FMI con dinero fugado.

El Senado debate el proyecto que propone pagar deuda al FMI con dinero fugado.

https://twitter.com/Senadores_Todos/status/1508494131080966160

Dejá tu comentario