8M: referentes feministas detallan sus principales reclamos

Política

Mujeres de diferentes ámbitos detallaron a ámbito.com sus pedidos y expectativas en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El tercer Paro Internacional de Mujeres se realiza hoy en Argentina en medio de reclamos que se harán visibles en las calles por parte de mujeres, lesbianas, travestis y trans que marcharán desde Congreso hasta Plaza de Mayo. Fin de la violencia machista que se ve reflejada en femicidios y travesticidios; implementación de la Ley de Educación Integral en las escuelas; aborto legal, seguro y gratuito; misma remuneración a mismo trabajo, así como basta de despidos son parte de las demandas. En diálogo con ámbito.com, referentes feministas de diversos sectores detallaron sus pedidos y expectativas.

Ada Rico, presidenta de la Asociación Civil La Casa del Encuentro

Entendemos como fundamental la existencia de medidas de prevención para poder reducir los índices de violencia hacia las mujeres. Para ello, reclamamos la asignación de presupuesto necesario para llevar a cabo las políticas de género en todas las dependencias del Estado (nacional, provincial y municipal). A su vez, creemos en la necesidad de capacitar sobre la problemática y abordar la cuestión desde el ámbito educativo. Sólo desde la educación podremos erradicar la cultura patriarcal que sostiene la violencia sexista y podremos deconstruir las bases patriarcales para lograr la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres. Por ello, reclamamos la incorporación de la temática de violencia sexista en todas las currículas educativas de los diferentes niveles y solicitamos capacitaciones obligatorias a jueces, fiscales, abogadas, abogados, fuerza de seguridad y profesionales que trabajen con la temática de violencia de género en diferentes dependencias estatales de todo el país.

Desde el 8M de 2018 se incrementó la toma de conciencia en la sociedad sobre esta problemática. Y esto, sin duda, indica que es posible seguir avanzando hasta lograr una sociedad más justa e igualitaria para todas las personas.

Julieta Ortega, actriz, miembro del Colectivo Actrices Argentinas

En lo personal, del año pasado a éste cambiaron muchas cosas, porque se formó el Colectivo Actrices Argentinas, del cual formo parte. Nos juntamos, en principio para luchar por la ley del Aborto Legal, Seguro y Gratuito, para que se trate y se apruebe en el Congreso, y esa es la causa por la que seguimos luchando hoy. A eso se sumó pedir que las niñas sigan siendo niñas; que se termine con la violencia misógina, homofóbica y transfóbica; la lucha por nuestro derecho a hablar; que se implemente la Ley de Educación Sexual Integral en todas las escuelas; y terminar con la violencia machista, porque una mujer muere cada dos días en Argentina.

De unos años a esta parte, yendo más atrás, cambió todo. Hoy el Día de la Mujer se usa para parar y reclamar por nuestros derechos y hace cinco o seis años era un día en que simplemente nos felicitaban y nos regalaban flores. Cambiaron muchas cosas acá y en todas partes del mundo, por suerte.

Nadia Fink, escritora y creadora de la colección Antiprincesas en Editorial Chirimbote

Mis principales reclamos no son individuales porque las mujeres, lesbianas, travestis y trans venimos construyendo colectivamente. Los reclamos son generales: por un lado, es contra las violencias machistas y por el respeto de nuestros derechos. Convengamos que se trata de un paro, con lo cual la mujer trabajadora está en el eje del reclamo. Cuando hablamos de trabajadoras no sólo estamos hablando de que tenemos desiguales remuneraciones y condiciones de trabajo por los mismos puestos; sino que también pensamos en las mujeres que se ocupan de las tareas de cuidado y de la economía doméstica, que también es un trabajo y no está remunerado. Este paro internacional es cómo construimos las mujeres, tejiendo lazos sin banderas ni fronteras Estado-Nación, y plurinacional porque creemos también en las herencias y en las presencias de nuestras ancestras y de los pueblos originarios. Además, es un paro donde cabemos todes, es importante destacarlo porque creemos que en las diversidades es donde nos encontramos todas y todes. De parte mía, como representante de la Editorial Chirimbote, también marchamos por infancias libres, con todos sus derechos plenos: de comida, de techo, de juego y que puedan crecer en toda la diversidad que deseen. Marchamos por la Ley de Educación Sexual Integral, para que se respete y se haga valer; contra el abuso infantil y contra el no cumplimiento de la Interrupción Legal del Embarazo que pretende a las niñas madres cuando deberían estar plenas de otros derechos.

El cambio entre otro 8M y éste es que, por un lado, las violencias machistas se acrecientan y, por el otro lado, nos encuentra cada vez más pensando en un movimiento a nivel planetario, cada vez más organizado y fuerte. Este año nos encuentra muchísimo más organizadas, es muy positivo a pesar de que los niveles de violencia recrudecen. Eso quiere decir que es más visible, que no se deja pasar y que nuestra lucha está fortalecida.

Marcela Ojeda, periodista y miembro de NiUnaMenos 2015

Este 8 de marzo, en el Paro Internacional de Mujeres y en el contexto del Día de la Mujer trabajadora, estaremos en la calle compartiendo nuestro espacio de lucha y de reencuentro para visibilizar una vez más que en este contexto de crisis financiera y económica que vive la Argentina, somos las mujeres y principalmente las mujeres que están a cargo de la economía familiar quienes más padecen estos días ante el ajuste, ante la flexibilización laboral, la precarización y también los despidos, tanto en el mercado formal de trabajo como en el informal. En Argentina exigimos este derecho que nos pertenece y que ya está socialmente ganado, que es la legalización del aborto, el aborto legal, seguro y gratuito. Y también exigimos a los gobiernos y al Estado políticas públicas para erradicar las violencias a las mujeres, todos los tipos de violencias que transitamos desde muy temprana edad. Este es un espacio de lucha y de reencuentro irrevocable e irrenunciable.

La situación de la mujer trabajadora ha empeorado en este último tiempo: del 8 de marzo pasado hasta hoy día, principalmente para aquellas que están a cargo del cuidado y la crianza de sus niños como único sostén de familia. Por otro lado, en lo que tiene que ver con la agenda de los reclamos de los movimientos de mujeres, ya hay debates que quedan obsoletos; por ejemplo, lo que tiene que ver con la legalización del aborto, a pesar de una avanzada feroz que están haciendo criminales en distintos puntos del país con la complicidad del Estado y de la Iglesia. Este último año es de ganancia para el movimiento de mujeres, porque cada vez somos más, más heterogéneas, más poderosas, más jóvenes y también con más gente grande que está haciendo un cambio de paradigma.

Romina Del Plá, Diputada por el Frente de Izquierda y secretaria de SUTEBA La Matanza

Este 8M pone de relieve la importancia del movimiento de mujeres a nivel nacional e internacional, cómo vuelve a anclarse en su tradición de día de lucha de la mujer trabajadora, y por eso adoptado este formato del paro nacional e internacional que cada vez cobra más importancia no sólo en nuestro país sino en todo el mundo. En ese sentido, los reclamos de la mujer, de la juventud y de las disidencias sexuales que ganan el centro de la escena tienen que ver con el derecho al aborto legal, seguro y gratuito; continuando con todos los reclamos que tienen que ver con la lucha por los derechos de la salud reproductiva, el cumplimiento de la interrupción del embarazo, terminar con esta situación de tortura donde se obliga a las niñas violadas a ser madres de forma compulsiva. Esta política es llevada adelante no sólo por el Gobierno nacional, que firma convenios con la Iglesia Evangélica para que sean ellos con fondos del Estado los que se encarguen de asesorar a las embarazadas en situación de vulnerabilidad. O sea, les dan fondos para que asesoren sobre cómo evitar la implementación de las leyes vigentes que permiten la interrupción del embarazo en casos de violaciones. Vemos cómo un Estado ataca los derechos de las niñas y las mujeres, y en ese punto estos temas cobran una importancia central. A esto se suman todos los reclamos contra el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI, porque somos las mujeres y las disidencias sexuales las primeras víctimas del trabajo precarizado, de los despidos, de los bajos salarios, de la falta de jardines maternopaternales para poder dejar a nuestro hijos cuando tenemos que trabajar, de la falta de becas para poder sostener el estudio y la escolarización. El impacto de la crisis sobre las mujeres y las disidencias es cada vez mayor y todo esto es lo que va a ser puesto en la calle en un año que se ha iniciado con un número escalofriante de femicidios: están contabilizados 54 pero pueden ser más. A la vez, con casos gravísimos de niñas violadas obligadas a ser madres; junto a los despidos y a las suspensiones que se están convirtiendo en moneda corriente para los argentinos.

Dejá tu comentario