Diputados apura el inicio del tratamiento sobre Ganancias en empresas

Política

Oposición duda sobre "alivio". Alerta por eventual visita el martes del ministro de Justicia, Martín Soria, a la Comisión de Asuntos Constitucionales. En la Cámara baja están trabadas las reformas judicial y del Ministerio Público fiscal.

El Frente de Todos busca apurar el tratamiento del proyecto sobre el impuesto a las Ganancias en empresas, con una reunión informativa que organizaría el lunes próximo la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, que comanda el kirchnerista Carlos Heller.

La discusión de la iniciativa se dará tras la sanción de la ley de Ganancias para trabajadores y jubilados, con la que el Gobierno buscó dar un beneficio hacia la clase media en pleno año electoral.

Para cubrir el costo de dicho proyecto, la Casa Rosada dio luz verde en diciembre pasado al renovado Consenso Fiscal, que permitirá subir impuestos locales a las provincias.

Semanas atrás, el Frente de Todos diagramó una ley para modificar Ganancias para empresas. Sin embargo, y tras críticas del sector privado e incluso de legisladores del propio interbloque oficialista, el presidente de Diputados, Sergio Massa, se reunió con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y senadores cristinistas, para descomprimir la presión inicial del texto en cuestión.

Después de dicho cónclave, Gobierno deslizó que la nueva ley “bajará” el impuesto a favor del 90% de las empresas incluidas en el tributo, que pagará el 25%. En tanto, el otro 10% -las más grande- se dividirá entre quienes abonarán el 30% y el 35%.

Críticas

Tras conocerse la iniciativa, el diputado radical Alejandro Cacace (San Luis), manifestó: “Es realmente inédito que se presente una medida como un ‘alivio’ porque no resulta tan gravosa como el último proyecto que presentaron. Lo cierto es que con la reforma tributaria de 2017 todas las empresas a partir de 2020 debían pagar el 25%, y el Presidente, a días de asumir en 2019, suspendió esa baja y dejó la alícuota en 30%”.

Cacace también dijo: “Este proyecto va a contramano de la reforma tributaria y, si bien buscan dejar el 25% para un tramo de ganancias, otras empresas deberán pagar el 30% y el 35%, según el caso. Es decir, lo que hay en realidad es un aumento de impuestos, no un ‘alivio’”.

Otro punto importante al que apuntó el legislador puntano fue la decisión en la reforma de 2017 de “gravar más los dividendos, para así incentivar la reinversión de las utilidades”. En esa línea, expresó: “Este proyecto da marcha atrás y abandona esa lógica, disminuyendo la alícuota para dividendos, en detrimento de la inversión. Todo esto se da en un contexto donde las empresas sufren una presión tributaria récord del 106%, la segunda más alta del mundo, de acuerdo al Banco Mundial”.

Por último, Cacace remató: “La progresividad del impuesto a las ganancias de sociedades no opera como la progresividad del impuesto a las ganancias sobre las personas físicas. En las físicas prácticamente toda la carga recae sobre el contribuyente, mientras que las empresas tienen la capacidad de trasladar su impuesto a los consumidores en los precios. Por lo cual el discurso de ‘vamos a cobrarles a las empresas’ no es más que retórica en verdad”.

Alerta Soria

El ministro de Justicia, asistiría el martes próximo a la comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados. En esa Cámara están trabadas las reformas judicial y del Ministerio Público Fiscal.

Dejá tu comentario