Diputados: despedida con tensión y sesiones especiales por separado

Política

Para mañana el oficialismo empujará un proyecto de "ficha limpia", aunque el encuentro corre riesgo por eventual faltazo opositor.

La despedida del período ordinario 2019 en Diputados no será en calma, tras la falta de acuerdo entre oficialismo y oposición a la hora de acordar la agenda y habrá dos sesiones especiales en días consecutivos, ambas desde las 11. Para hoy se espera que la Cámara baja trate las polémicas leyes de góndolas y alquileres, mientras que Cambiemos convocó para mañana a otra reunión para debatir la iniciativa de “ficha limpia”, encuentro que podría caer por la eventual faltazo del antimacrismo.

Como primer tema de la sesión especial de hoy aparece la ley de alquileres, con la que oficialismo y oposición dieron mil vueltas, y que además está atravesada por un fuerte lobby. Por otra parte, nunca fue consultada al Senado -un clásico durante la era macrista- y el texto podría recibir modificaciones en la Cámara alta. En resumen, la iniciativa extiende los contratos de dos a tres años; modifica la actualización anual -no semestral- al combinar inflación con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y salarios, a través de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTPE)

También se establece que el inquilino podrá optar por presentar como garantía un aval bancario, seguro de caución; garantía de fianza o personal del locatario, que se documentará con recibo de sueldo, certificado de ingresos o cualquier otro medio fehaciente. A partir de allí estará obligado a mostrar dos de ellas, y el propietario deberá elegir una. Otro punto es que habrá sólo un mes de depósito al inicio del contrato.

Más allá de todas estas cuestiones, los mayores trámites y pagos a cargo de los dueños de los inmuebles podrían generar la retirada de la oferta o incluso el elevamiento de precios, es decir, todo lo contrario a lo buscado con el proyecto. Como aún persisten dudas en todos los bloques, una votación en particular del proyecto podría ser reñida.

Más tarde se discutirá otra polémica ley, la de góndolas, que de manera insólita fue empujada por Elisa Carrió -Coalición Cívica- y luego replicada por la gobernadora María Eugenia Vidal en Buenos Aires. El dictamen opositor impone que la exhibición de un producto no supere el 30% del espacio disponible que comparte con productos de similares características y diferente marca. Además, se tendrá que garantizar un 25% del espacio disponible para productos de similares características y diferente marca, para la exhibición de productos elaborados por micro y pequeñas empresas nacionales inscriptas en el registro de “Mi PYMES” y/o en el ReNAF; y un 5% adicional para productos originados por la agricultura familiar, campesina o indígena y los sectores de la economía popular.

Por otra parte, los productos de menor precio -conforme la unidad de medida- se encontrarán a una altura equidistante entre el primer y último estante de las góndolas. En locaciones virtuales, deberá garantizarse que las ofertas de menor precio -conforme la unidad de medida- se publiquen en la primera visualización de productos de la categoría en cuestión.

Con respecto a listas de exhibición y exhibidores contiguos a las cajas, se deberán presentar productos elaborados por micros y pequeñas empresas nacionales inscriptas en el registro de “Mi PYMES” y/o en el ReNAF, o los que en el futuro los reemplacen, en un 50%. En el dictamen opositor también se proponen controles estrictos para no demorar el pago a proveedores -60 días- y un código de buenas prácticas para la distribución mayorista y minorista.

Fuera de la sesión quedó la modificaciones a la ley de Educación Sexual Integral (ESI), ante el temor de una nueva -y penosa- batalla entre “verdes” y “celestes”, y el dictamen perderá estado parlamentario, por lo que un nuevo texto tendrá que arrancar a ser tratado desde cero el año próximo. Lo que sí se votará -con seguridad, en conjunto- es un combo de órdenes del día sin disenso entre oficialismo y oposición para terminar la reunión de hoy.

En tanto, para mañana se espera que el oficialismo se presente solo en el recinto de Diputados, ya que la convocatoria partió sólo desde Cambiemos. El objetivo es dejar en una pésima posición al kirchnerismo, que no se prestaría a debatir la iniciativa de “ficha limpia”, que apunta a evitar a candidatos condenados y con sentencia confirmada en segunda instancia por cohecho y tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, negociaciones incompatibles, enriquecimiento ilícito, encubrimiento y delitos contra la seguridad de la Nación. El proyecto recién entraría en vigencia en las elecciones de legislativas nacionales -de medio término- de 2021.

La iniciativa ya fue dictaminada en 2017 y se cayó por el recambio legislativo de diciembre de aquel año. Tres meses atrás, a pocos días de las PASO, el oficialismo empujó un nuevo dictamen ante críticas -algunas, en modo barra brava y fuera de micrófono- de kirchneristas como Rodolfo Tailhade y Leopoldo Moreau, y quedaron mal parados ante las réplicas radicales realizadas por Brenda Austin y Karina Banfi.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario