Diputados: oficialismo arriesgaba votación del Presupuesto 2022 en clima de incertidumbre política

Política

El Frente de Todos propuso mayores cambios al proyecto, aunque hasta el cierre de esta edición no aseguraba los votos para empujar la ley de leyes. Sin embargo, Sergio Massa buscaba el milagro y el Ejecutivo ya amagaba con prorrogar el plan de gastos vigente.

En una tensa sesión con aroma de incertidumbre política, y en modo “a todo o nada”, el oficialismo arriesgaba anoche la aprobación del Presupuesto 2022 en Diputados, ante una oposición unificada -desde liberales hasta la izquierda- que blindaba una postura de rechazo y negociaciones frustradas a lo largo de toda la jornada. “La única pelea es la que se abandona”, señaló un legislador clave del Frente de Todos a Ámbito al cierre de esta edición para ratificar la postura de buscar, hasta último momento, las voluntades necesarias para avanzar con la iniciativa, que se definirá durante la madrugada-mañana de hoy.

La sesión comenzó con algunas juras pendientes de legisladores, un puñado de homenajes y las clásicas -algunas, urticantes y erradas- cuestiones de privilegio. Luego, toda la oposición -incluidos aliados del kirchnerismo- lograron aprobar una moción para que, al término de la sesión, se reuniera la comisión de Presupuesto y Hacienda para tratar la suba de los mínimos de Bienes Personales, empujada por el Frente de Todos en el Senado -jugada electoral- y luego frenada por el propio oficialismo en la Cámara baja. Los pisos planteados pasarían de $2 millones a $6 millones, y de $18 millones a $30 millones para la casa-habitación.

Conflictos

El Presupuesto 2022 estima un crecimiento del 4% del PBI, una inflación del 33% y un dólar a $131,1. Por otra parte, no contempla el pago de vencimientos de capital al Fondo Monetario Internacional. Además, la iniciativa incluye asistencias varias vía emisión y una reducción de subsidios, aunque seguirán en miles de millones.

Estas variables fueron demolidas por opositores como Alejandro Cacace (Evolución-UCR), Luciano Laspina (PRO), los liberales Javier Milei y José Luis Espert, y legisladores del interbloque federal que conforman lavagnistas, peronistas cordobeses anti-K y socialistas santafesinos.

Negociaciones

Previo al inicio formal de la discusión en el recinto, Juntos por el Cambio solicitó un cuarto intermedio aceptado por la oposición. Allí, el Frente de Todos ofreció una última opción: analizar una ley a mitad del año próximo para el extra de recaudación desde junio. No fue suficiente eso y tampoco las gestiones horas antes en el propio Congreso del Ministro del Interior, Eduardo De Pedro. La posición del macrismo era compartida por el interbloque federal que comanda Alejandro Rodríguez.

Estrategia

Según cálculos del Frente de Todos, sólo un puñado de artículos necesitaban la mayoría absoluta del Cuerpo -129 votos-, mientras que el resto pasaría con mayoría simple, así como aprobación en general. Para el primer caso, representaba una delicada situación para el oficialismo, mientras que para el segundo, algunas eventuales ausencias o abstenciones -cada vez más difícil- despejarían dicho camino. Al menos hacia allí apostaba como un milagro el Gobierno en las últimas horas, en medio de disputas en la propia oposición macrista blanqueadas por la Coalición Cívica, que pasó en los últimos días de una abstención a rechazo directo.

Modificaciones

El Gobierno aumentó los subsidios para transporte en el interior -de $27.000 millones a $46.000 millones-, otorgó la clásica compensación a La Rioja por coparticipación y empujará la prórroga del blanqueo para construcción. También prometió mayores fondos para educación -lupa en universidades-; exenciones sobre combustibles; festín de áreas aduaneras donde exista comercio bilateral con países limítrofes -misma situación para ampliar zonas francas-; y un régimen tributario para saldar deudas, entre otras cuestiones.

Reclamo

Los cambios anunciados anteayer a último momento por el cristinista Carlos Heller en la comisión de Presupuesto representarían $180.000 millones que el Frente de Todos no ubicó en las planillas del dictamen, ya que no especificó de dónde saldrán los recursos para saldar algunos de los más de 50 artículos agregados anteayer.

“Sería un grave problema que tuviéramos una situación donde la controversia nos impida tener un Presupuesto, y que esto se tradujera en tener no una victoria de la oposición sobre el oficialismo, sino una derrota para el país, que se quedaría sin una herramienta fundamental para cumplir mejor con el objetivo que tenemos planteado”, manifestó Heller.

Panorama

De cara a una eventual convocatoria a sesiones extraordinarias, la pelea de las últimas 96 horas en Diputados pinceló un futuro sombrío en cuanto a la actividad legislativa. En el Senado, en tanto, Juntos por el Cambio se reunió ayer y confirmó que no habilitará un tratamiento rápido del Presupuesto 2022. Una complicación mínima comparado a lo que ocurría ayer en el recinto de la Cámara baja, y con pases de facturas a la orden del día.

Dejá tu comentario