Diputados dio media sanción al proyecto de teletrabajo

Política

La iniciativa fue aprobada en general por 214 votos a favor, uno negativo y 29 abstenciones. En la sesión de hoy también buscará aprobarse la campaña para fomentar la donación de plasma de recuperados de Covid-19 y el proyecto de Economía del Conocimiento.

La Cámara de Diputados dio media sanción este jueves -de manera virtual- y giró al Senado el proyecto que regula la modalidad del teletrabajo por 214 votos afirmativos, uno negativo y 29 abstenciones. En la misma sesión, también se debatirá una campaña para fomentar la donación de plasma sanguíneo por parte de pacientes recuperados de Covid-19 y el proyecto de Economía del Conocimiento.

La iniciativa, que consensuó proyectos de distintos bloques políticos, reunió la mayoría de los votos del oficialismo y recibió algunas abstenciones por parte de la oposición, que habían adelantado diferencias con algunos de los artículos. Una vez aprobada la norma en general, el Frente de Todos no aceptó modificaciones en particular.

El debate por una ley de teletrabajo se aceleró a raíz de los efectos de la pandemia, que entre otras consecuencias masificó la prestación laboral a distancia.

El voto negativo fue del diputado del PRO, Francisco Sánchez, quien argumentó su peculiar decisión vía Twitter por una cuestión de género. "Estamos tratando un proyecto de ley de Teletrabajo y escucho a diputados de todos los bloques destacar la 'perspectiva de género' en estas y otras iniciativas. lamento el éxito de la colonización extraña a nuestros intereses, que produce esta anomalía conceptual entre políticos", indicó.

La perspectiva de género aludida en el proyecto y destacada por la mayor parte de los legisladores tiene que ver con poder coordinar el teletrabajo en el hogar con las políticas de cuidado, mayormente en manos de las mujeres jefas de hogar, y que este punto no sea el generador de desigualdades entre los trabajadores.

Al tomar la palabra, la presidenta de la comisión de Legislación del Trabajo, la diputada oficialista Vanesa Siley señaló que "hay un interés social de que el tema del teletrabajo se regule" y destacó que "la intención es que se proteja a la parte más débil", de la relación laboral, en referencia a los trabajadores.

En su discurso como miembro informante del proyecto, recordó que "la primera iniciativa se presentó en el año 2002" y agregó: "Con esta legislación se busca regular un régimen de trabajo que hoy se nos vino encima por la pandemia, pero que ya existía. Muchos diputados habían intentado que se trate".

teletrabajo diputados.jpg

"Después de analizar los veinte proyectos que fueron ingresados a la Cámara, la mayoría esta año, la conclusión es que hay un interés social de que este tema se regule", dijo y agregó que también se tuvo en cuanta la perspectiva de género y la necesidad de disponer tiempo para las tareas de cuidado. Por último, dejo en claro "la importancia de los derechos sindicales en el proyecto consensuado".

A su turno, el vicepresidente de la Comisión de Legislación del Trabajo, el radical Albor "Nicki" Cantard, destacó el acuerdo alcanzado con el Frente de Todos para regular el teletrabajo y anticipó que Juntos por el Cambio acompañaría el proyecto, aunque con algunas objeciones sobre determinados artículos y sus respectivas propuestas de cambio.

Además, al hablar como miembro informante de la oposición, señaló que se buscó que la norma "sea lo menos reglamentaria posible" para que los gremios y empresarios acuerden aspectos puntuales en los convenios colectivos.

El diputado santafesino dijo que "hay dos grandes problemas que son la desocupación y que el 40% de los empleados no están registrados, por lo cual si le damos los instrumentos, las pymes podrán contratar trabajadores y eso va a redundar en beneficio de todos los argentinos" y agregó que "es una modalidad contractual que no solo ha venido para quedarse, sino que va a crecer y mucho en el futuro".

El proyecto de teletrabajo establece los presupuestos mínimos de la modalidad de teletrabajo, como garantizar el derecho a la desconexión, o lo que hace a mantener la intimidad del domicilio y la posibilidad de poder revertir esa modalidad de trabajo y volver al sistema presencial.

Las personas que trabajen contratadas bajo esta modalidad gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial y la jornada de trabajo deberá ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo, de conformidad con los límites legales y convencionales, tanto en lo que respecta a las tareas desarrolladas fuera de línea, como aquellas que se realizan en línea.

En tanto, el empleador deberá proporcionar el equipamiento -hardware y software-, las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el desempeño de las tareas, y asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las mismas, o la compensación por la utilización de herramientas propias de la persona que trabaja.

En tanto, el proyecto que crea un programa nacional de donación de plasma con una duración de dos años prorrogable busca alentar la donación voluntaria, ofreciedo dos días de licencia laboral para empleados en relación de dependencia, así como facilidades de transporte hasta el centro de salud y el reconocimiento oficial como "ciudadanos solidarios destacados de la República Argentina".

En tanto, el proyecto de economía del conocimiento que había obtenido dictamen el 19 de mayo pasado, contó con el aval de todos los bloques parlamentarios, prevé mantener los beneficios de reducción de alícuota del impuesto a las Ganancias y la baja sobre el pago de contribuciones patronales y mejora las condiciones de acceso para las pymes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario