Duhalde rompió veda

Política

Cuatro años mantuvo Eduardo Duhalde su silencio oficial sobre política interna. Su « cargo» en el Mercosur y sus aventuras latinoamericanas, con oficinas en Montevideo, frente al mar, le dieron el argumento para, como decía, un «retiro político» para no volver al ruido de entrecasa.

Mientras tanto, hasta que habló en público ayer, jugó otros partidos. El más relevante fue que decidió enfrentar a los Kirchner en las elecciones de la provincia de Buenos Aires, el año pasado, lo que marcó su distancia definitiva del gobierno. Se animó ayer Duhalde a cuestionar los modos -la tendencia al hegemonismo- de Kirchner y la falta de experiencia gubernamentalde Cristina. Nada nuevo, nada explosivo, pero una crítica oficial por primera vez, desde que dejó el gobierno en mayo de 2003.

Especuló, sin embargo, que Kirchner no será candidato y fundamentó esa suposición en que cree en la palabra de Kirchner cuando éste asegura que no competirá por su reelección.

La aparición de Duhalde fue, eso sí, menos estruendosa que lo que él debe haber imaginado: ayer, en una reacción previsible, el gobierno decidió hacer silencio ante sus palabras. Los voceros oficiales se limitaron a cuestionar lo «inoportuno» de sus dichos. ¿Es una reacción aislada, casual, la de Duhalde o responde a una táctica global? ¿Lo es también que no haya hablado de Scioli? Es otro round de un duelo que está en proceso.

Dejá tu comentario