El kirchnerismo acusó al Gobierno de generar un "clima de intranquilidad"

Política

Referentes de Unidad Ciudadana cuestionaron el virtual protocolo especial que el Gobierno bonaerense acordó con la Justicia electoral a raíz de las presuntas amenazas de bomba a escuelas, y lo calificaron como una maniobra para "crear un clima de intranquilidad e inseguridad" en torno a las elecciones del próximo domingo.

Incluso, los dirigentes del espacio que lidera la expresidenta Cristina Kirchner aventuraron que las supuestas amenazas de bomba podrían llegar a ser una acción coordinada por el "call center de trolls" del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

"Advertimos que el Gobierno está generando un clima de intranquilidad y de presunta inseguridad alrededor de las elecciones del próximo domingo. No aceptamos esa posición del Gobierno. Está creando un clima artificial que tiene una motivación política", alertó el candidato a senador nacional Jorge Taiana durante una conferencia de prensa en el Instituto Patria, en la que también participaron el candidato a diputado nacional Leopoldo Moreau, la abogada Graciana Peñafort y el apoderado de Unidad Ciudadana Gerónimo Ustarroz.

En declaraciones televisivas en la noche del lunes, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, había considerado "llamativo" que las amenazas de bomba, por las cuales ya hay más de 100 imputados, se produzcan "justo" antes de los comicios, dejando entrever una eventual motivación política para deslegitimar el resultado de las urnas.

Rápido de reflejos, el kirchnerismo impugnó estas suspicacias en conferencia de prensa y, de contraataque, deslizó que detrás de las intimidaciones a colegios podría estar la mano negra del Gobierno, motivada por el posible interés de suspender la votación en determinados colegios donde la diferencia a favor de Cristina de Kirchner se presume más abultada.

Por su parte, Moreau aseguró que "el Gobierno está preparando una gran mentira", y que en ese sentido que "habría que dilucidar por qué se ha desatado esta campaña desde hace un mes atrás de amenazas a colegios".

"Tendríamos que ahondar un poco para ver si hay un papel del call center del trolls que maneja el jefe de Gabinete", señaló Moreau, que lamentó las declaraciones recientes de Vidal como de su ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, sembrando dudas sobre el desenvolvimiento de los comicios.

Según aseveró el dirigente de origen radical, "no hay ninguna posibilidad" de que pueda haber algún incidente relacionado a las amenazas de bomba, ya que existe un "comando electoral" por el cual las Fuerzas Armadas ingresan a los establecimientos educativos el día anterior al comicio, los revisan exhaustivamente y luego clausuran el acceso hasta que se habilita la votación al día siguiente.

"Entonces, ¿qué riesgo puede haber? Salvo que efectivamente estén inventando una mentira para justificar que al día siguiente vaya a votar temprano la gobernadora y nos hagan el cuento de que amenazaron al colegio para que se victimice. O por el contrario que empiecen a inventar llamadas telefónicas a los colegios de las barriadas donde suponen que pueden perder la elección por una amplia diferencia", advirtió.

"Estamos frente a una patraña que pone en riego la tranquilidad del comicio por parte del Gobierno", concluyó Moreau, que también responsabilizó al juez con competencia electoral de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel Culotta, a quien definió como un "simpatizante" de Cambiemos.

Por su parte Ustarroz, lamentó que el Gobierno y la Justicia electoral no hayan dado respuesta a los requerimientos de Unidad Ciudadana vinculados al reemplazo de personal de Gendarmería en los centros de votación, y el acceso de las fuerzas políticas a una auditoría del software que se utiliza para el escrutinio provisorio.

Dejá tu comentario