28 de abril 2008 - 00:00

El oficialismo ya apunta al control opositor en cárceles

Roxana Latorre
Roxana Latorre
Los días de Felipe Mugnolo a cargo de la Procuración Penitenciaria están terminados. Esta semana será reemplazado por la defensora oficial Silvia Martínez, después de que mantuviera desde el año pasado un enfrentamiento con el gobierno por las críticas que hizo sobre el sistema y el mantenimiento de cárceles en el país. Mugnolo, un ex diputado radical, era hasta ahora una rara avis dentro de la administración pública: está en su puesto desde 2000, cuando fue nombrado como procurador de cárceles por Fernando de la Rúa.

En diciembre de 2003, el Congreso dispuso por la 25.875 que esa dependencia quedará bajó la órbita del Poder Legislativo, dándole autonomía e independencia funcional respecto del Poder Ejecutivo. Por eso es el Congreso el encargado de nombrar al procurador o removerlo.

Pero esa facultad no había sido utilizada hasta ahora porque Mugnolo se mantuvo en el cargo durante todas las presidencias que siguieron a la de De la Rúa, lo que marcó casi un récord de estabilidad.

Pero desde el año pasado todo cambió: las denuncias de Mugnolo no cayeron bien en el gobierno y ahora se puso en marcha el mecanismo para reemplazarlo.

  • Encuesta

    El problema comenzó con una encuesta que Mugnolo encargó sobre 930 presos, según la cual 63% de los internos denunció haber sido objeto de « torturas o maltrato físico». Desde entonces, ya no se lo miró como un funcionario confiable. Pero a pesar de que esté a punto de ser removido, el funcionario prometió que presentará batalla, al punto de que la semana pasada llegó a denunciar un complot para asesinarlo en el que, según él, tendrían participación algunos miembros del Servicio Penitenciario.

    «Es raro que mientras la Presidente habla de mayor calidad institucional, en el Ministerio de Justicia miren para otro lado», dijo ayer Mugnolo. En diciembre, cuando se conoció el informe crítico sobre la situación en los presidios, la Comisión de Cárceles de la Defensoría General de la Nación lo desmintió a través de un documento firmado por tres defensores oficiales.

    Ahora, la Comisión Bicameral Permanente de la Defensoría del Pueblo, que preside la santafesina Roxana Latorre, convocó a una reunión para mañana para designar a Martínez procuradora penitenciaria y a Raquel Gass como procuradora adjunta.

    Casi a la misma hora, Mugnolo presentará en la Facultad de Derecho el Informe General de la Investigación sobre Torturas y Malos Tratos en Cárceles Federales.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar