El PRO y el PJ disidente se oponen a adelantar las elecciones y sellan alianza formando un interbloque

Política

Tras las diferencias que pusieron en riesgo la sociedad política, el frente que componen Mauricio Macri, Felipe Solá y Francisco De Narváez anunció que votará en contra del proyecto oficial de adelantamiento de las elecciones al 28 de junio y anticipó que tampoco dará quórum para el tratamiento de la iniciativa.

Para unificar posiciones y empalmar con la posición adoptada inicialmente por Solá, De Narváez dio marcha atrás en su intención de apoyar el anticipo electoral y lo mismo hizo Macri, quien también había deslizado esa pretensión.

"Para salir de la crisis no hay que maltratar las instituciones", señaló el jefe de la bancada del PRO en diputados, Federico Pinedo, para justificar la postura de un interbloque que ahora cuenta con 34 diputados.

El anuncio fue hecho en una conferencia de prensa conjunta con Solá y De Narváez y otros legisladores que son macristas o del PJ disidente, que ahora buscarán confluir en la Cámara baja.

"Nosotros no vamos a dar quórum para la sesión en la que se trate este proyecto de modo tal que el oficialismo deberá conseguir por sus propios medios que se haga la sesión, y si hay quórum, vamos a votar en forma negativa", adelantó Pinedo.

Sentado a su lado, De Narváez dijo que cambió de opinión para consolidar el frente electoral que integró junto a Mauricio Macri y Solá y que en los últimos días mostró fisuras profundas por este tema y prr la integración de las listas.

"Todos actuamos con responsabilidad, toda la dirigencia argentina tiene que tener como meta la búsqueda de consenso y lo que se expresó en la conclusión es lo que nos une. Hubo muchas especulaciones de que esto no iba a durar y eso es una prueba de que tenemos una firme vocación de construir en consenso todas esas críticas nos fortalece", adujo De Narváez.

El empresario había mantenido firme su posición de acompañar el proyecto oficialista hasta que mantuvo una cumbre con sus socios del frente opositor aunque fuentes de su entorno aseveraron que la decisión "ya estaba desde el domingo a la tarde".

Por su parte, Solá busó diferenciar la convocatoria electoral de su socio Macri en la Ciudad de la iniciativa presidencial al señalar que "es muy diferente fijar una fecha de elecciones provincial que cambiar una ley".

"Es una posicion ética ante un atropello institucional de no dejar hacer internas en los partidos y de prever las mejores listas de candidatos. Han sido coartadas porque prácticamente una persona así lo precisaba", disparó, en referencia al jefe del PJ, Néstor Kirchner.

En ese marco, en la conferencia se anunció la constitución de un Interbloque Federal de 34 diputados, que estará integrado por los bloques Unión Peronista, Pro, Justicialismo Nacional y Frejuli, entre otros.

"Nos une la defensa de los valores de la libertad, de la República, de la democracia y de la soberanía política", sostuvo el referente del Frejuli, Luis Luquiños, quien intentó demostrar que la alianza electoral se fortaleció con el debate.

Además, pidieron a la presidenta Cristina Kirchner que convoque a una mesa de diálogo institucional para enfrentar a la crisis, uno de los fundamentos que esgrimió la jefa de Estado para buscar adelantar las elecciones.

La "mesa de diálogo nacional" tendrá la misión de "evaluar la crisis, fundamento del proyecto", y el diputado mendocino Enrique Thomas señaló como puntos de diálogo "la apertura de la agenda social, seguridad, economía y finanzas (que incluye campo, coparticipacion federal de impuestos y estados federales), desempleo y boleta única".

Los líderes opositores estuvieron acompañados por los diputados Jorge Sarghini, Marina Cassese, Juan José Álvarez, Cynthia Hotton, Paula Bertol, Eugenio Burzaco y Christian Gribaudo, entre otros.

Dejá tu comentario