"El sucesor de Solá debe continuar su transformación"

Política

Figura en la grilla de candidatos a la gobernación en 2007 pero, fiel a la táctica oficial, Florencio Randazzo -ministro de Felipe Solá y uno de los escuderos de Néstor Kirchner en la provincia- rehúsa hablar del tema. Incluso cuestiona a los que se lanzaron y hasta tilda de «alcahuetes» a lo que empezaron a hablar de reelección. Dice que recién «a principios de 2007» será el momento de citar nombres, tanto para la Nación como para Buenos Aires. Un clásico pedido de quienes quieren estar en la grilla, o tienen un preferido para correr. Por otro lado, enternecido justifica el «reciclado» de duhaldistas por parte del gobierno con un gesto bondadoso de otorgar una «segunda oportunidad», mientras considera que Kirchner no debe conducir el PJ nacional.

Periodista: ¿Kirchner debe ser reelecto?

Florencio Randazzo: No me parece oportuno hablar de candidaturas. El Presidente tiene la virtud de leer la agenda de la gente y a nadie en la calle le importa quién va a ser el candidato en 2007 (sonríe).

P.:
Pero parece un proceso natural que un presidente, si es exitoso, busque su reelección. Y eso dicen los kirchneristas que agitan la reelección.

F.R.: Son algunos alcahuetes del Presidente que no entienden que ése no es el tema para discutir hoy. Tenemos que dedicarnos a los temas que le preocupan a la gente y seguramente, si damos solución a esos temas, en 2007 estaremos en condiciones de poner a un hombre del espacio para que continúe el proyecto político
.

P.:
¿Y cuándo es el momento de empezar a hablar?

F.R.: A principios de 2007, para cumplir con el cronograma electoral
.

P.:
¿Y si hay adelantamiento de las presidenciales?

F.R.: No va a haber adelantamiento; van a ser en octubre del año que viene. Ya lo dijo el Presidente
.

P.:
En la provincia, se manejan nombres de candidatos, se habla de alianzas. Y usted es uno de los mencionados.

F.R.: Es absolutamente inoportuno que entre los dirigentes nos pongamos a discutir quién debe ser el candidato cuando todavía faltan dos años para que termine el mandato del gobernador Felipe Solá. Es una irresponsabilidad porque, a pesar de todo lo que se hizo, como ordenar administrativamente la provincia y sacarla del default, quedan temas centrales sobre los que trabajar como educación, salud y generación de empleo
.

P.:
El ministro Aníbal Fernández ya dijo públicamente que es precandidato a gobernador. También Dante Dovena que postuló a Cristina Fernández al mismo cargo.

F.R.: No hago juicios de valor sobre la opinión de otros dirigentes. Cada uno es responsable de lo que hace y dice. Respeto que Aníbal haya decidido anunciar su candidatura pero, por supuesto, no comparto su determinación
.

P.:
Es difícil creerle cuando usted dice que no es candidato.

F.R.: No es el momento. Creo, eso sí, que lo mejor sería la continuidad de un hombre del gobernador Solá en la provincia, que siga con la transformación que inició Solá. Los nombres no importan: a su turno, se decidirán
.

P.:
¿Y Solá? Se le termina el mandato en 2007 y no puede reelegir: ¿cuál es su destino?

F.R.: El gobernador está ante una oportunidad histórica: ser reconocido como el gobernador que transformó la provincia en términos administrativos y, además, por haber sido protagonista de un cambio muy profundo, en materia política
.

P.:
¿Por su enfrentamiento con Duhalde?

F.R.: El gobernador Solá fue quien encabezó la rebelión (contra Duhalde) y, en ese proceso, fue la espada más importante que tuvo el presidente Kirchner en la provincia
.

P.:
¿Se terminó el duhaldismo?

F.R.: Octubre marcó el fin de una etapa que lamentablemente terminó mostrando al peor de los Duhalde. Podríamos habernos quedado con la imagen del Duhalde que se puso al frente de la crisis de 2002 y que cumplía con la palabra de retirarse de la política. Pero no cumplió y terminó yéndose del peor modo: sepultado por millones de votos
.

P.:
Está bien: se terminó Duhalde pero el duhaldismo cambió de nombre y se recicló.

F.R.: Hay dirigentes que entendieron el cambio, leyeron el veredicto de las urnas y ahora están acompañando este proceso. Entendamos que es necesario ampliar la base de sustentación del Presidente. Sin embargo, hay algunos pícaros que más que por convicciones se mueven por conveniencia. Igual, enseguida se va a saber quién es quién
.

P.:
¿No es un engaño al votante que los que eran malos hastael 22 de octubre ahora son buenos y amigos?

F.R.: Aclaremos algo: no dimos esta batalla política para volver a juntarnos con aquellos con los que no compartimos proyectos ni visiones respecto del modelo de país. Pero hay dirigentes a los que se les debe dar otra oportunidad porque expresaron su convencimiento respecto de lo que implica el proyecto de Kirchner.


P.:
Entonces publiquen un manual donde expliquen por qué Curto puede volver y Quindimil no; o por qué Díaz Bancalari sí y Camaño no. Todos fueron figuras clave del mismo duhaldismo.

F.R.: Es que depende de la voluntad y el pensamiento de cada dirigente. Algunos están convencidos del proyecto de Kirchner y ante el mensaje de las urnas terminaron de comprometerse. Otros, en cambio, están en un proyecto distinto. Entonces, que se queden del otro lado
.

P.:
¿Kirchner debería ponerse al frente del PJ nacional?

F.R.: No. El Presidente debe ponerse al frente del Frente para la Victoria, espacio donde debe confluir el peronismo junto a otros partidos y sectores políticos
.

P.:
¿Entonces no hay que normalizar el PJ nacional?

F.R.: Al contrario: debe normalizarse y volver a ser una fuerza política que refleje las expectativas de la gente. Quienes condujeron el PJ los últimos años cometieron el error de no entender eso y en octubre arrastraron al peronismo a una de sus peores derrotas, similar a la de Herminio Iglesias en los '80.


P.:
¿Ve, en 2007, un megafrente de centroderecha donde convivan sectores del PJ, Macri, López Murphy...?

F.R.: Es probable. En la Argentina existe una expresión que encabeza Kirchner junto a las fuerzas populares, y otra, de centroderecha, que funciona como un espacio corporativo que actúa con las reglas de la vieja política. Es decir: concibiendo todo como una negociación
.

P.:
¿Quién es hoy el dirigente de la oposición más peligrosopara Kirchner? ¿Macri, Sobisch, Carrió?

F.R.: Ninguno: nadie tiene suficiente consenso social ni fuerza política como para poner en jaque el proyecto del Presidente.


Entrevista de Pablo Ibáñez

Dejá tu comentario