Empleados de Macri se escaparon de manifestación

Política

Para Mauricio Macri, Cristina de Kirchner utilizó un tono «conciliador», el lunes, cuando pronunció su discurso en la Casa de Gobierno, pero era «innecesario», el despliegue militante que ayer hizo el oficialismo en la Plaza de Mayo.

Macri, quien viene acompañando -a través de sus referentes de PRO, funcionarios y diputados- los reclamos del sector rural, antes del comienzo del acto en apoyo a la Presidente dijo que esperaba que «hoy vaya en la misma dirección de lo que fue ayer», en relación con las propuestas que lanzó el gobierno.

En ese sentido, consideró «innecesario» el acto de la tarde en la Plaza de Mayo y pidió que el kirchnerismo haga un «esfuerzo final para dar garantías de su propuesta (para el agro) y para dar una respuesta completa en el tema de la soja, la carne y la leche».

  • Reflexión

    «Que este sector que claramente nos permitió salir de la crisis sea el sector que nos permita derrotar definitivamente la pobreza, aumentando fuertemente las exportaciones y de esa manera creando mayores y mejores puestos de trabajo», reflexionó.

    Macri hizo esas declaraciones durante una conferencia de prensa en la que presentó su plan de salud mental para la Capital Federal.

    Más tarde, el jefe porteño permitió que los empleados de la administración se retiraran antes para evitarles complicaciones al salir con la Plaza ya ocupada por los manifestantes.

    Pero, no pudo evitar que muchos se acoplaran a las columnas del sindicato de municipales, que marcharon por la diagonal Sur, entonando: «Hay que saltar, acá está el gremio municipal».

  • Balconeo

    Tampoco, la retirada de los empleados de la sede del Gobierno porteño, sobre la Plaza, evitó que desde varias oficinas permanecieran en los balcones siguiendo así todo el desarrollo del acto y el discurso de Cristina de Kirchner, que por cierto a esa altura -unos cien metros del palco- no llegaba con absoluta claridad.
  • Dejá tu comentario