"En el kirchnerismo hay algunos autoritarios que no quieren la democracia interna"

Política

Una mayor distribución del ingreso y una renovación de la política y el sindicalismo fueron los principales reclamos plasmados hoy durante un debate entre líderes piqueteros y sociales kirchneristas, en la Legislatura porteña.

El dirigente de la Federación de Tierra y Vivienda, Luis D'Elía, aprovechó la ocasión para apuntar contra sectores que denominó "de derecha" dentro del oficialista Frente para la Victoria al acusarlos de "abogar a imagen y semejanza de los noventa".

"Al proyecto del presidente (Néstor) Kirchner hoy lo vemos lleno de acechanzas", dijo en ese sentido D'Elía, quien consideró que en el seno del kirchnerismo "hay algunos autoritarios" que "no quieren la democracia interna" porque "dicen que le hacemos el juego a la derecha".

Organizado por el Periódico del Frente Transversal Nacional y Popular, ideado por el diputado Edgardo Depetri, el debate contó con la exposición -además de la del legislador y de D'Elía-, del piquetero del movimiento Patria Libre Humberto Tumini y del ex piquetero y actual vicejefe de gabinete bonaerense, Emilio Pérsico.

Con lema de mejorar la participación de las agrupaciones sociales en la construcción de un proyecto de país y de cara al año electoral, el debate giró en torno a la necesidad de mejorar la distribución del ingreso desde el Estado y de renovar la política como "tareas pendientes" del kirchnerismo en el poder.

Con la postura más crítica, Pérsico remarcó la importancia de admitir que "hay una luz amarilla" porque el oficialismo "no ha logrado dos grandes tareas, que son la distribución del ingreso y la construcción de una fuerza política capaz de hegemonizar el cambio".

"Van cuatro años de gobierno y no cumplimos con esto", dijo el ahora funcionario, y advirtió que los gobiernos populares "empezaron a caer cuando dejaron de avanzar".

No obstante, aclaró enseguida que "este Gobierno está avanzando" y que "es posible cumplir con estas tareas pendientes" porque "si nuestro movimiento no puede cambiar la situación de nuestros compañeros que no tienen trabajo no hay manera de construir una patria diferente", resaltó.

Depetri, por su parte, comenzó su discurso declarando que aún "no se triunfó en derrotar definitivamente a la vieja política" y reclamó un "nuevo modelo sindical" que dé la posibilidad "que desde la clase trabajadora se construya un modelo de país".

"Tenemos por primera vez un Presidente que no es funcional a ningún grupo económico, que es del pueblo", acotó el diputado antes de pedir "mayor participación" para la renovación de la dirigencia política y de cuestionar a "los grupos económicos" tradicionales.

Tumini consideró, en tanto, que "es un grave error pensar que la resistencia es cosa del pasado" ya que "aún subsiste -dijo- una gran presión de grupos de poder empresarios, sindicales y políticos que hay que derrotar".

"El gran desafío de los movimientos sociales en adelante será lograr una renovación política y mejorar los sistemas de salud, educación y de derecho laboral", acotó el dirigente.

Dejá tu comentario