Episcopado cruza a Valdés: "Nadie habla por el Papa"

Política

Los obispos emitieron un documento crítico donde advierten que Francisco no apoya el aborto y que "resulta inaceptable subordinar su magisterio a coyunturas políticas". Silencio en el peronismo.

El Episcopado salió ayer a cruzar a Eduardo Valdés, exembajador de Cristina en el Vaticano, en medio de la polémica con el papa Francisco por el envío de un proyecto de ley para despenalizar el aborto. La Comisión Ejecutiva que integra la cúpula de los obispos expresó a través de un comunicado “el compromiso irrevocable del santo padre para con la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural”.

El domingo, Valdés opinó en un entrevista radial que el debate sobre el aborto no será “un motivo de conflicto” entre el santo padre y el gobierno del presidente electo Alberto Fernández. “En Roma está legalizado el aborto y no se excomulgó a nadie. La tendencia es que la interrupción legal del embarazo va a ser ley. Uno ve las sociedades hacia dónde evolucionan”, sostuvo el diputado electo. En esa línea, dijo ser de los que creen que “cuando hay embrión hay vida”, pero que “la sociedad civil va a por un lado y lo religioso va por otro”.

“Creo que Francisco va a entender y a interpretar cómo va el mundo pero nunca va a decir que está de acuerdo. Tampoco es para morirse. No veo un conflicto por esto”, afirmó el exembajador ante la Santa Sede. Sin embargo en su comunicado, el Episcopado dijo que “como lo hemos mencionado en la carta ‘Francisco, el Papa de todos’: “El papa Francisco se expresa en sus gestos y palabras de padre y pastor, y a través de los voceros formalmente designados por él. Nadie ha hablado ni puede hablar en nombre del Papa”. “Subordinar su magisterio doctrinal a coyunturas políticas resulta inaceptable. Por eso, invitamos a descubrir que el aporte a la realidad del país que pueda dar Francisco, hay que encontrarlo en su abundante magisterio y en sus actitudes como pastor, no en interpretaciones tendenciosas y parciales”, concluyó en el texto difundido ayer tras los dichos de Valdés.

En otra entrevista, el exembajador en el Vaticano replicó ayer que “me sorprende el documento de la Conferencia Episcopal, está claro que no me escucharon, leyeron el diario La Nación” y enfatizó que “cuando se saca un comunicado se debe leer todo lo que se dice y más viniendo de una persona que se caracteriza, por lo general, de defender a Francisco incondicionalmente”.

En respuesta al comunicado del Episcopado, Valdés sostuvo que “en mi país, en el que voy a ser Diputado, esta este tema latente y me anime a opinar a partir de una opinión, poco feliz, de un obispo que se llama (Héctor) Aguer que tiene una gran influencia en la sociedad argentina, con el cual no comparto sus dichos de que el presidente que haga tal o cual cosa, sea la cosa que yo comparta o no comparta, se va a ir al infierno”.

Valdés destacó además que “desde hace una semana se quiere enfrentar permanentemente a Francisco con Alberto Fernández” y adelantó que Francisco vendría a la Argentina solo “si es prenda de paz y por ahora lo están engrietando permanentemente, ni sus pastores dejan de engrietarlo”. Para finalizar dijo que “le diría a la Iglesia que reflexionemos sobre como unir a los Argentinos” y agregó que “se requiere muy enserio poder unir y romper las grietas para que no nos ganen los demonios que convoca monseñor Aguer”.

El cortocircuito con el Papa obligó incluso a interceder a Felipe Solá, futuro canciller de la gestión Fernández. “No se va a quebrar en absoluto la relación con el papa Francisco. La relación es profunda, lo tenemos como guía”, comentó en diálogo con una radio. “Soy absolutamente pro-Francisco y voté a favor de la despenalización del aborto”, agregó.

Dejá tu comentario