Piden indagatoria de una ex agente de la AFI que "utilizó" a Natacha Jaitt para "sembrar falsedades"

Política

La fallecida Natacha Jaitt llevó a Ana Polero al set de Mirtha Legrand y hasta se sacó una foto con ella agradeciéndole el asesoramiento previo a lo que sería una cena escandalosa.

El fiscal Guillermo Marijuán pidió la indagatoria de la ex agente de la AFI Ana Polero por su intervención en una presunta práctica ilegal de inteligencia, llevada a cabo por la entonces mediática Natacha Jaitt a través de sus declaraciones en el programa del día 31 de marzo de 2018 “La noche de Mirtha Legrand” por Canal 13.

Jaitt llevó a Polero al set de Mirtha Legrand y hasta se sacó una foto con ella agradeciéndole el asesoramiento previo a lo que sería una cena escandalosa.

Polero era una espía del círculo cercano del ex director de Inteligencia sobre Delincuencia Económica y Financiera de la AFI, Eduardo Miragaya. Había sido contratada por una resolución de Silvia Majdalani, la segunda de Gustavo Arribas. Trabajó para esa Agencia desde el primero de abril de 2016 hasta el 22 de marzo de 2017, según informes de la causa.

Para el fiscal, Natacha “habría sido utilizada para sembrar falsedades según el desarrollo del plan de acción ejecutado” por inteligencia.

Según el fiscal, en la causa se investiga “la existencia de un grupo vinculado con los servicios de inteligencia que estaría operando y habría motivado a Natacha Jaitt a denunciar públicamente e involucrar falsamente a distintas personas en una investigación por presuntos abusos sexuales en las categorías inferiores del Club Atlético Independiente -sustanciada ante la justicia de la provincia de Buenos Aires”. Sus dichos nunca pudieron ser corroborados.

Al caso se sumó la investigación preliminar iniciada con motivo de la presentación del periodista Carlos Pagni a raíz de las declaraciones de Jaitt en el mismo programa, vinculadas a que la habrían contratado a través de una empresa para hacer investigaciones de varios casos, entre ellos, el de una persona que había sido conductor de un programa del canal “Todo Noticias”, que vivía en Recoleta y cuyo nombre y apellido respondía a las iniciales “C.P””.

Las actuaciones originales se iniciaron a raíz de la denuncia de quien estaba al frente de la AFI Gustavo Arribas con motivo de los dichos de Gustavo Vera, de abril de 2018, por las alusiones que Natacha Jaitt había hecho sobre su persona.

En ese programa Natacha refirió “la banda de los servicios de inteligencia que reporta a Jaime Stiusso que es una banda que sigue operando institucional y parainstitucionalmente, o sea en relaciones promiscuas con Arribas y Majdalani y también por fuera con sus propias empresas, haciendo inteligencias paralelas para servicios extranjeros y para su propio provecho”.

Ana María Polero acompañó a Natacha Jaitt al programa de Mirtha Legrand y estuvo presente durante su emisión detrás de cámara, desde donde intervino, al tiempo que aquella llevaba a cabo las acusaciones que dieron lugar a la sospecha de una actividad de espionaje ilegal.

En el caso también figura la copia del legajo interno de AFI de Polero acompañado por el Juez de Dolores Alejo Ramos Padilla. “Del mismo surge que Ana María Polero fue contratada por Resolución nro. 219/16 -suscripta por la Subdirectora de la Agencia, Silvia Majdalani- a fin de prestar servicios para la “Dirección Operacional de Inteligencia sobre Crimen Organizado – Dirección Operacional de Inteligencia sobre Delincuencia Económica y Financiera” dirigida por Eduardo Daniel Miragaya”, dice el dictamen.

Por otra parte, Marijuán sostuvo que cobra relevancia el “Informe de la Comisión Provincial por la Memoria” acompañado en copia por Ramos Padilla. Dicho documento establece que “uno de los casos observados fue el denominado “Operación Jaitt” que tenía como blanco de las tareas de inteligencia a Natacha Jaitt y Mirtha Legrand así como a Eduardo Miragaya, Ignacio Viale, Raúl Martins, Gustavo Vera y Gabriel Anello”.

“La actividad de Natacha estaba de alguna manera direccionada a afectar el buen nombre y honor de determinadas personas prestigiosas, al denunciar públicamente e involucrar falsamente la comisión de delitos de extrema gravedad y condena social, respecto de quienes hizo referencia específicamente y otros de manera indirecta”, remarcó el fiscal.

Indicó que “la actividad desplegada a través de la Sra. Jaitt, habría respondido a intereses -ajenos- (más bien políticos), que a la búsqueda de la verdad de los extremos denunciados, explicándose de esa manera la presencia de la ex agente de inteligencia en ese contexto y bajo un supuesto rol de “coach” de aquella”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario