Etchecolatz rechazó la legitimidad del tribunal que lo juzgará en un nuevo juicio

Política

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata comenzó hoy a juzgar por delitos de lesa humanidad cometidos en el excentro de "Pozo de Arana".

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata comenzó hoy a juzgar por delitos de lesa humanidad cometidos en el ex centro de "Pozo de Arana" al ex policía Julio César Garachico y al genocida Miguel Etchecolatz, quien sostuvo que estaba "sometido a la indignidad de una mentira" y a los gritos rechazó la legitimidad del tribunal para juzgarlo.

"He expuesto mi vida luchando por una bandera celeste y blanca que ahora está desgarrada, estoy aislado por odio y necesidad de venganza", dijo Etchecolatz al declarar en el inicio del juicio por los secuestros, torturas y crímenes cometidos contra 7 víctimas, entre ellas el albañil Jorge Julio López y Francisco López Muntaner, uno de los estudiantes desaparecidos en La Noche de los Lápices.

Además, Etchecolatz, quien siguió el juicio en modalidad virtual desde el penal de Marcos Paz, vestía un buzo azul sobre el que pendía un crucifijo enorme en tanto de su cuello colgaba un cartel blanco en el que se leía: "Señor Jesús, si me condenan es porque defendí tu causa".

"Descubro que todo está vacío, que luché para la nada, que queriendo ser justo estoy sometido a la indignidad de una mentira", aseguró el represor y agregó: "No responderé preguntas ya que al hacerlo convalidaría la ilicitud de esta causa y avalaría su actuación (del TOF 1) cuando violan sádicamente la Constitución Nacional".

"¿Ante quién voy a responder preguntas?, preguntó con ironía, y a los gritos añadió: "Ustedes no son mis jueces naturales, están violando la Constitución Nacional".

El presidente del TOF 1, Andrés Basso, dio por concluida la indagatoria al represor y pidió al personal penitenciario que acompañaba al imputado que mutee el micrófono del zoom de Etchecolatz.

En esta primera audiencia, previo a la indagatoria de los imputados, se leyó la acusación fiscal, específicamente la responsabilidad de Etchecolatz (92), que llega a esta instancia cumpliendo prisión efectiva, y de Garachico (80), que cumple prisión domiciliaria en Mar del Plata, en relación con las víctimas Patricia Dell'Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo Efraín Cano y Jorge Julio López.

Etchecolatz comenzó a ser juzgado como coautor mediato de los delitos de privación ilegal de la libertad, torturas y homicidio calificado en perjuicio de Norberto Rodas y Alejandro Sánchez.

A Garachico se lo imputó como coautor inmediato de los delitos de privación ilegal de la libertad y torturas en perjuicio de Patricia Dell´Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo E. Cano y Jorge Julio López y responsable en calidad de partícipe necesario en los delitos de homicidio agravado en perjuicio de Patricia Dell´Orto, Francisco Ambrosio de Marco y Norberto Rodas.

Etchecolatz ya fue juzgado y condenado por el secuestro y torturas infligidas a López en el juicio que se le siguió en el 2006, por lo que en este juicio no se le imputó ese hecho.

En la elevación a juicio, elaborada por la fiscalía, integrada por Hernán Schapiro, Juan Martín Nogueira y Ana Oberlin, se trazó un perfil del centro clandestino de Pozo de Arana, cuya ubicación y estructura edilicia pudo ser reconstruida gracias al testimonio del sobreviviente Jorge Julio López, quien precisó que se componía de varias celdas y en una zona central una "sala de tortura", que podía ser vista desde todas las celdas.

"López al explicar el plano confeccionado durante la inspección ocular realizada durante el año 2000, indicó que había un sitio en el que se sentaba el ex comisario Miguel Etchecolatz; otro donde se encontraba la picana; un lugar en el que existían cepos en los que se ataba a los prisioneros, y celdas. Manifestó también que tiene entendido, aunque no lo pudo ver, que existía un sótano en el que se encontraban secuestradas mujeres y dijo también que existía una sala de la que sacaban a las personas que los captores denominaban ´perejiles´", se precisó en la elevación.

Según se acreditó en la causa, Etchecolatz "en su carácter de Jefe de la Dirección General de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires, formó parte de un aparato organizado de poder que privó ilegalmente de la libertad, aplicó tormentos y finalmente asesinó a Norberto Rodas y Alejandro Sánchez, quienes permanecieron detenidos ilegalmente en el centro clandestino de detención que funcionó en el ´Pozo de Arana´ durante el período de revista del imputado".

Con respecto a Garachico, se acreditó que "en su carácter de Oficial Principal, Jefe del Servicio Externo de la Unidad Regional de la Plata, formó parte de un aparato organizado de poder que privó ilegalmente de la libertad y aplicó tormentos a Patricia Dell'Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo Efraín Cano y Jorge Julio López, y cometió el homicidio calificado de Patricia Dell'Orto, Ambrosio de Marco y Norberto Rodas.

Concluida la lectura, el tribunal quiso indagar a Garachico, quien se negó a declarar con el argumento que ya lo había hecho antes, por lo que se dio lectura a lo declarado por el expolicía en el 2012.

"Soy inocente, dependía de la Unidad Regional y nunca estuve en el Pozo de Arana, ni en el Destacamento de Arana ni en La Armonía, no dependía de la Unidad Regional donde estuve hasta marzo de 1977 tras lo cual me fui de vacaciones y al volver me asignaron a la comisaría de Tornquist", dijo Garachico en esa oportunidad.

El expolicía negó conocer a Patricia Dell'Orto y su esposo y aseguró que tampoco conocía a Jorge Julio López.

La audiencia continuará el próximo lunes 13 de septiembre, cuando se prevé proyectar la declaración que brindara Jorge Julio López en el juicio que se siguió a Miguel Etchecolatz en el 2006.

Temas

Dejá tu comentario