19 de marzo 2007 - 00:00

Expectativa en Gualeguaychú por el cambio de intendente

El conflicto porla instalación deplantas papelerasen la orillavecina del ríoUruguay conmuevea lapoblación deGualeguaychú yserá un temaexcluyente parael futuro reemplazantedelactual intendenteDanielIrigoyen.
El conflicto por la instalación de plantas papeleras en la orilla vecina del río Uruguay conmueve a la población de Gualeguaychú y será un tema excluyente para el futuro reemplazante del actual intendente Daniel Irigoyen.
El otro foco de atención de las elecciones entrerrianas estuvo puesto en el resultado de Gualeguaychú, nave insignia de la lucha contra la instalación de Botnia en Fray Bentos. Allí, contra todos los pronósticos que apostaban al triunfo del candidato de Concertación Entrerriana, Luis Leissa, terminó imponiéndose por amplio margen el empresario Juan José Bahillo, del Frente Justicialista para la Victoria, y le arrebató de este modo el poder que el progresismo venía ostentando desde 1991.

La derrota de Leissa trae aparejado un dato interesante. Delfín del actual intendente Daniel Irigoyen, uno de los pocos kirchneristas entrerrianos de paladar negro, representaba en apariencia la fórmula ideal para los ambientalistas de Gualeguaychú, ya que con su apoyo tendrían garantizada la continuidad de todas sus medidas de fuerza, incluido claro el bloqueo en el Puente General San Martín.

Pero este ex intendente no pudo con el efecto que generó el arrastre de votos del triunfo de Urribarri en la provincia, y que catapultó a Bahillo a la intendencia.

Anoche, los asambleístas reunidos en Arroyo Verde se preguntaban si el próximo jefe comunal, actual diputado provincial, se convertiría en un aliado incondicional de la lucha antipapelera o si encarnaría la figura de un mediador moderado que actuaría entre la gobernación, la Asamblea y el gobierno nacional. Con un solo propósito: apostar a la persuasión para flexibilizar el corte instalado en ese puente desde noviembre de 2006.

  • Saludos y promesas

    La pelea descarnada por este bastión se había colado en las decisiones de la Asamblea, con operadores de uno y otro bando que mayoritariamente fogoneaban la concreción de medias extremas en rechazo a la instalación de Botnia.

    De todos modos, Gualeguaychú es una sociedad que ha aprendido, a fuerza de protagonismo, a aunar fuerzas. Por eso, anoche vencedores y vencidos cruzaban saludos y promesas de sana convivencia, incluso en el Concejo Deliberante, donde el oficialismo de Leissa no logró consolidar la mayoría.

    En la elección de ayer habían traccionado por un triunfo el senador Héctor Maya, Enrique Ghiglione Boccalandro y Osvaldo Moussou, un asambleísta ortodoxo que a pesar de ello no pudo ayer con el implacable poder de las fuerzas desplegadas por el bustismo.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar