Expulsan por segunda vez a un narco que regresó al país tras ser liberado antes de tiempo por el macrismo

Política

John Paul Revilla Estrada, condenado en el 2015 por narcotráfico, fue deportado a Perú en 2017 por extrañamiento tras cumplir solo la mitad de su condena y quedó libre en su país natal. Ahora, volverá a ser expulsado porque violó la prohibición de reingreso.

La Dirección Nacional de Migraciones anunció que hoy a las 18 expulsará a John Paul Revilla Estrada, condenado en el 2015 por narcotráfico y por liderar una de las organizaciones más peligrosas del país, liberado antes de tiempo por el macrismo para su deportación.

El narcocriminal fue expulsado por extrañamiento en 24 de julio de 2017. Según explicaron desde Migraciones, este método permite expulsar presos extranjeros que hayan cumplido la mitad de la condena y quedar libre en su país de origen.

Así fue como, durante el macrismo, Revilla Estrada fue trasladado a Perú, donde quedó libre. "Si no hubiese sido expulsado y liberado, aún estaría preso, cumpliendo su condena en Argentina", informaron desde Migraciones.

Tres años después, el 16 de agosto de 2020, la policía identificó y detuvo nuevamente a Revilla Estrada en Buenos Aires en un control vehicular realizado en el marco de las restricciones de circulación por la pandemia. El capo narco había entrado clandestinamente al país, violando la prohibición de reingreso, por lo que quedó detenido.

A pesar de que Revilla Estrada no cumplió la totalidad de la condena en el país, y dado que la expulsión por extrañamiento da por finalizado el proceso judicial anterior, el único delito vigente para la Justicia es la violación de la prohibición de reingreso.

Por esta razón, Migraciones procederá a su expulsión, que se hará efectiva a las 18.10 desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Bajo la gestión anterior, Migraciones también había intentado deportar a Perú al tío de Revilla Estrada, Marco Antonio Estrada González, sindicado como “el capo narco más poderoso de la Argentina”. Sin embargo, el juez de la causa -por la que fue condenado- no autorizó la medida, considerando que aún tenía información relevante para aportar en el caso dadas sus conexiones con el narcotráfico. El criminal aún está detenido en el país.

Durante la gestión de Mauricio Macri fueron expulsados alrededor de 1.500 extranjeros que tenían sentencia firme y se encontraban cumpliendo su condena. Este proceso implica la deportación al país de origen, donde quedan libres. El requisito que fija la ley migratoria para acceder a este mecanismo es que tengan cumplida al menos la mitad de la pena.

Luego de la derogación del DNU de Macri que facilitaba las expulsiones exprés de extranjeros que tuvieran una causa penal en el país y en el marco de la convocatoria del presidente Alberto Fernández para elaborar una nueva ley de Migraciones, Florencia Carignano, directora nacional del Migraciones consideró que “un punto a debatir será si tiene sentido liberar bajo el formato de expulsión por extrañamiento a los delincuentes condenados por delitos graves que pertenecen a organizaciones criminales complejas con una gran capacidad logística, como son las de los narcotraficantes, lo que implica liberarlos en su país de origen, con la posibilidad cierta de que reingresen a la Argentina”.

Dejá tu comentario