Falleció Emiliano Moyano, uno de los hijos del titular de la CGT

Política

Emiliano Moyano, el cuarto hijo del líder de la CGT, Hugo Moyano, falleció este jueves por un paro cardíaco en la vía pública en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz. Según trascendió, Emiliano, que nació en 1975, estaba bajo tratamiento psiquiátrico y había estado internado en una clínica privada con un cuadro de psicosis y esquizofrenia severa.

Al momento del fallecimiento, Hugo y Pablo Moyano viajaban en un avión de regreso de Neuquén a Buenos Aires, luego de haber participado en un acto con una empresa petrolera. Según relataron fuentes cercanas a la familia a este medio, Moyano recibió entre las 15 y las 16 horas un mensaje de aviso "muy importante" abordo de la nave, y apenas aterrizó se interiorizó de la situación.

Bajo un celoso hermetismo, los Moyano preparan un velatorio íntimo para darle el último adiós a Emiliano. El intendente de Exaltación de la Cruz, Horacio Alberto Errazu, informó que por la tarde Emiliano estaba deambulando por la vía pública cuando un vecino que lo vio mal se acercó a consultarle qué le sucedía.

"Lo vio mal, mareado y le preguntó qué le pasaba. Ahí Emiliano se asustó y salió corriendo. Y finalmente falleció. Los médicos determinaron que fue una muerte natural. Ahora le están haciendo la autopsia en Campana", señaló el jefe comunal en declaraciones radiales.

Errazu confirmó que Emiliano Moyano se encontraba haciendo un tratamiento en un hospital psquiátrico de la zona y que "en otras oportunidades ya se había escapado y había tenido algunos episodios similares".


El cacique camionero es padre de seis hijos: Pablo Hugo Antonio, María Isabel Paola, Karina Eva Beatriz, Emiliano, Juan Facundo y Hugo Antonio. La madre de los primeros cuatro es Olga Beatriz Mariani, la primera pareja. Los otros dos los tuvo con su actual mujer, Liliana Esther Zulet.

En su el libro "El hombre del camión", el periodista de Ámbito Financiero Mariano Martín, describió a los "ataques de violencia" que padecía Emiliano y los esfuerzos que tuvieron que hacer en la familia para afrontar los "cuadros psicóticos".

"Mientras Hugo crecía a paso lento en el gremio y la ciudad se partía en una guerra interna, en el pequeño mundo de la casa de los Moyano, su cuarto hijo, Emiliano sufría otra guerra interna. A Moyano siempre le gustó ese nombre. Emiliano. Fue el último fruto del matrimonio con Olga. Nació en 1975 y antes de la adolescencia comenzó a manifestar problemas de agresividad", escribió Martín en la biografía sobre Moyano.

El relato referido a Emiliano continúa así: "Siempre fue un chico agresivo pero con los años su carácter se tornó un problema. Moyano y su esposa jamás pensaron que detrás de la ira, Emiliano escondía un cuadro psicótico. Tenía picos violentos que descolocaban a toda la familia. Había días que Moyano no podía mirar a su hijo sin recibir un grito de desprecio: '¿Qué mierda mirás, forro?'. Cuando la relación ya fue "insostenible, Hugo pidió ayuda. En la obra social camionera le informaron que su hijo padecía psicosis y que debía recibir un tratamiento con láser". "Me lo plancharon" , se abrumó el dirigente cuando recibió a su hijo luego del tratamiento. Desde entonces, su enfermedad está bajo control y Olga se encarga de cuidarlo y vigilarlo. Pablo, que era el mayor y el más cercano a Hugo, dice que padeció 'la ausencia'".

Emiliano murió de una insuficiencia cardiaca no provocada, denominada "muerte súbita". Vivía en una casaquinta de la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz, en el partido de Capilla del Señor, junto a su madre Olga. Por su estado mental, siempre requirió de supervisión médica profesional.

Dejá tu comentario