Cristina Kirchner y Alberto Fernández, juntos hoy en un acto

Política

La resolución judicial que saldó la Corte a favor de Rodríguez Larreta no sorprendió al oficialismo. Hoy, Alberto Fernández y Cristina de Kirchner participarán de un acto por el plan de viviendas. Asimismo, en el gobierno afirman que no están pensando en un segundo aumento, aunque admiten que trabajan en un modelo de segmentación.

“No aplica”. Así resume el alto funcionario la visión del Gobierno del presidente Alberto Fernández sobre el fallo de la Corte Suprema de Justicia. La resolución judicial que saldó a favor de Rodríguez Larreta el pleito por la suspensión de clases presenciales no sorprendió al oficialismo. Lo esperaban. Y lo ven como una “intromisión” y “ataque” a las políticas sanitarias. Apunta la fuente: “Estamos unidos”.

Hoy, con la ciudad de Ensenada de testigo, Alberto Fernández y Cristina de Kirchner participarán de un acto, juntos. Será la puesta en marcha de un plan de viviendas. Por estas horas, el presidente Fernández prepara su viaje a Europa, donde confía sumar respaldo por parte de colegas para llegar a un acuerdo con el FMI y Club de París.

ALBERTO Y CRISTINA.jpg

Ventanas abiertas (para asegurar la ventilación del despacho en tiempo de pandemia) y la temperatura a la baja que trae el mes de mayo configuraron escenario propicio para conocer el pensamiento de funcionarios sobre el fallo de la Corte Suprema de Justicia.

Primera definición: el fallo del tribunal no aplica porque habla del DNU 241 y el vigente lleva el número 287, que es totalmente distinto. Segunda apreciación: el decreto vigente no es una prórroga del anterior, por el que sí fue la Ciudad a la Justicia para denunciar que Nación estaba vulnerando la autonomía.

Entonces, según la fuente, sigue rigiendo que la centralidad en el manejo de la pandemia pasa por el Gobierno dado el cuadro sanitario. Por su parte, los ministros del máximo tribunal se ocuparon de escribir que faltaba una fundamentación del lado gubernamental para llevar las clases a la virtualidad.

El fallo de la Corte con las firmas de Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti y Carlos Rosenkrantz igualó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el status de Provincia. Refirió al artículo 129 y una fundamentación sobre la autonomía. Quedó en cabeza del jefe de Gobierno porteño la decisión de la presencialidad de clases, según el fallo. En el oficialismo, dicen que en la Corte no entienden lo que significa “una zona con contagios que pone en riesgo la política sanitaria”.

A las primeras definiciones de Fernández y Cristina ahora habrá que esperar el accionar de las próximas horas. Está la promesa de enviar al Congreso un proyecto de ley para fijar parámetros e índices sanitarios con el objetivo de delimitar actividades sin la necesidad de recurrir a decretos presidenciales.

En Casa de Gobierno sostienen, incluso, que Rodríguez Larreta está ya incumpliendo y rebelándose contra el DNU 287. Agregan que “no respeta el fallo” dado que el Consejo Federal de Educación, que ayer votó por mayoría adherir a los criterios del 287. Si bien la Ciudad y Mendoza no sumaron la firma, la mayoría sí. En este caso, por ejemplo, en ciudades con más de 300.000 habitantes y consideradas de alto riesgo epidemiológico, las clases deberían ser virtuales.

Energía

Por estas horas, en el Gobierno hay diferencias que “tomaron estado público” y como si fuera un slogan, “lo que pasa en el ministerio de Economía debe arreglarse en Economía...es una pelea de economistas”. El cruce de Guzmán y el subsecretario Basualdo por el incremento en las tarifas eléctricas generó un cortocircuito que escaló. La explicación oficial es: ambos están ratificados en el cargo. Un dirigente relevante del staff oficial apunta y sorprende: “Guzmán es un excelente ministro”. “¿Basualdo no es sociólogo?”. Queda la pregunta en el aire.

¿Y las tarifas?. En el gobierno afirman que no están pensando en un segundo aumento, aunque admiten que trabajan en un modelo de segmentación para que paguen más aquellos usuarios que tienen mayor poder adquisitivo. Un equipo desarrolla un sistema para cruzar bases de datos y así alcanzar ese modelo de cobranza. Esta fórmula podría ayudar a descomprimir las diferencias.

El ministro de Economía está abocado a la búsqueda de consensos: necesita llegar a un acuerdo con el FMI pero que no inquiete a la dirigencia del Frente de Todos en un año electoral. Ya bastante padece con la suba del precio de los alimentos y que no puede controlar. Incluso, tiene la demanda de “poner más plata” en la calle debido a las nuevas restricciones.

Pensando en las elecciones, en la Casa de Gobierno afirman que siguen adelante con el calendario electoral, cumpliendo con todos los pasos formales. Y que mantiene la comunicación con los representantes de la oposición de cara a postergar al menos un mes el calendario.

Las fuentes consultadas prefirieron no opinar sobre los integrantes del tribunal y sus votos. Si manifiestan su malestar con el Poder Judicial: “Hay un conflicto de poderes. Nosotros queremos cumplir con nuestra plataforma electoral, por la que la sociedad nos votó. Vemos intromisión”.

Dejá tu comentario