Curioso fallo deja dudas en protocolo

Política

“Inoficioso”. Ese es la resolución dictada por la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal que rechazó el amparo que interpuso Mónica Frade a la validez de las sesiones remotas en Diputados. Pero en su desarrollo, para afirmar que no tenía sentido pronunciarse, los jueces Marcelo Duffy, Jorge Morán y Rogelio Vincenti incluyeron una peculiar referencia subrayada: “Corresponde advertir que el ‘Protocolo de Funcionamiento Parlamentario Remoto´ para la realización de sesiones virtuales en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, aprobado el 13/5/2020, no se encuentra vigente en la actualidad, por no haber ocurrido la condición necesaria y obligatoria para ello, de acuerdo a lo que estableció de manera expresa el legislador en su propio texto”.

Y aseguraron que ese requisito no se había cumplido desde el vencimiento de sus primeros 30 días de vigencia, por lo que el aludido protocolo ha perdido vigencia, condición que cabe extender a la presente apelación”, concluyeron. El cuerpo que preside Sergio Massa reparó solamente en la parte resolutiva que no deja margen para que avance el amparo.

Por su parte, Frade y la oposición festejaron el “obiter dictum” -una suerte de comentario al pasar en la sentencia- como un triunfo que les permitiría considerar nula la última sesión, que se celebró en modo mixto. Eso es lo que pedía Juntos por el Cambio, pero lo obtuvo en un fallo que les dice que justamente no tienen la razón. De hecho, el amparo había sido presentado en mayo. Lejos de clarificar, el fallo abre el camino a cuestionar ahora la ventana entre el vencimiento de los 30 días iniciales y el 2 de julio, cuando se lo prorrogó, incluso con la firma de la oposición.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario